Gotas de lluvia

Por Solaris
Enviado el 19/03/2014, clasificado en Drama
722 visitas

Marcar como favorito

Debía encontrar la forma de pasar un día más sin la sensación de catástrofe que para él era su vida, la tranquilidad de una buscada tregua. Esa noche no dejó de llover sobre la ciudad, pensó que el sonido continuo de las gotas de lluvia golpeando su ventana podía traer algo de calma a su ansiedad, era como si se suspendiera indefinidamente ese estado de pánico que arrastraba en aquellos momentos. La luz que entraba por la ventana iluminaba un cuarto oscuro, sus dedos buscaban una fotografía entre las páginas gastadas de los libros que ya no abría. Ansiaba tomar contacto con el niño que un día fue, abriendo los ojos a un mundo libre del peso de los años y sus taras.

No disponía de mucha luz en el interior de la habitación pero le bastaba para reconocer en la fotografía su cara sonriente junto a su madre, que lo tenía en brazos mientras besaba sus manos, aquellas que ahora temblaban frente a un mundo que dejaba de tener sentido para convertirse en un enigma. Después de una vida no había conseguido descifrar las claves que con los años conseguían atesorarse, para traer el sentido necesario para subir los peldaños que tarde o temprano se nos presentan.

 Se sobresaltó al quedar la habitación en una oscuridad completa y cerrada, fue como un presentimiento de algo fatal que no tardaría en caer sobre él, justo lo que de algún modo estaba intentando negar pero que se imponía a medida que se adentraba la noche.

A lo largo de aquella noche las pesadillas fueron pasando por su cabeza, sin dejar espacio para una brizna de aire que arrojase algo de esperanza en su alma, sólo los primeros rayos del alba concedieron una minúscula tregua a un alma ya herida.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com