Rennata parte VII Tiempo

Por xVerox
Enviado el 23/03/2014, clasificado en Amor / Románticos
1085 visitas

Marcar como favorito

Por cuestiones de la escuela tuve que mudarme a un pequeño pueblo costero al este del pais, intente seguir mi relacion con Ren, pero como era obvio, no funciono. Y asi pasaron los dias, meses y años.

Deje de tener contacto con ella, y segui mi vida; conoci a quien 3 años despues de noviazgo seria mi esposa.

Un dia en la playa, mis amigos y yo nos encontrabamos en pleno SpringBreak, y vi sentada en una pequeña banca y con un vestido color perla a una hermosa morena de ojos marrones, con un cuerpo bello, sin ser vulgar.

No perdi la oportunidad, asi que me acerque y comenzamos a hablar, su nombre Aurora, en ese entonces ella al igual que yo teniamos 24. Nos casamos en el 2009. La amo profundamente, sin embargo el fantasma de Rennata seguia ahi.

Me quede a vivir cerca del puerto con ella, pero como era de esperar, volvi a mi ciudad natal y decidi hacer una pequeña reunion en mi casa; invite a Roxana con su esposo Luis, a Raul marido pareja de Jorge (para sorpresa de todos), a Ana quien a su divorcio no salio con nadie mas y a Ren, de quien no tenia noticias hace unos años.

Roxana me dijo que despues de 2 años de mi partida, ella se marcho al norte, y despues de un tiempo comenzo a trabajar alla. Segun supe estaba comprometida con un importante empresario.

Confieso que fue un duro golpe, pero mi Aurora esta conmigo y me comporte como debia, para mi sorpresa Paula supo que fui al pueblo, y no tardo en ponerse en contacto conmigo, ella estaba deseosa de que conociera a su hija, quedamos para la comida en un pequeño restaurant.

A las 4 de la tarde estaba ahi, siempre puntual y llevaba a un costado de ella una niña de aproximadamente 9 años, esa pequeña al igual que su madre es hermosa morenita clara de cabello rizado color castaño y unos ojos verdes.

Nuestra platica fue larga y tendida, estaba seguro que ella y Aurora podian ser excelentes amigas, asi que la invite a mi casa para que se conocieran, ella acepto.

Llegaron a mi antiguo hogar, Aurora y yo decidimos quedarnos ahi a vivir, en mi tierra pues me ofrecieron un buen trabajo y a ella tambien.

En cuanto ellas llegaron y comenzamos la platica, como era de esperar ambas se agradaron, aproximadamente a las 7 llego su pareja Martin un rubio con ojos azules, que nada tenia que ver con la al apariencia de la hija de ambos.

Martin nos saludo, y al ver a su padre la pequeña Aura euforica se abrazo del cuello de su padre, quien la cargaba mientras le daba un beso, la noche continuo y dada la hora y nuestro estado de ebriedad, se quedaron esa noche.

En la intimidad de nuestra recamara, mi mujer dijo: -No crees que Aurita se parece un poco a ti-  a lo que conteste -Yo ya lo habia pensado, pero pense que era mi imaginacion-

Mira yo se que fue tu novia y esta bien, no es incomodo para mi, pero quisiera saber si esa pequeña es tu hija... Esas palabras fueron para mi una puñalada

Despues de nuestra primera y ultima noche, yo no supe mas de ella, pero imaginarme que estuvo embarazada  y no estuve con ella me hizo sentir una basura.

A las 3 y media de la mañana baje a beber un poco de agua, me sosprendi al ver a Paula sentada en la sala, llorando. -Estas bien?- pregunte un tanto preocupado. -Si, es solo que aun me atormenta un poco el que hayas regresado- dijo ella mirandome a los ojos y hay algo que debes saber- mi corazon y respiracion se agitaron- Aura es tu hija, pero no es como lo imaginas.

Despues de tu partida todos nos enteramos que Rennata estaba por tener un hijo o eso pensamos pues fueron 2 un niño y la pequeña Aura, ella me busco despues de el parto, y me dijo que queria irse al norte pero solo podia irse con uno de los niños, y ya que su familia estaba indignada y no supo a quien recurrir ya que yo mantenia aun contacto contigo, me dejo con la pequeña, y se llevo al niño con ella, esto es desconocido para la familia, Antonio amo a tu hija con todo mi corazon y entiendo si quieres llevartela, pero por favor...

No pudo continuar, pues Aurora estaba parada atras de mi con la cara llena de lagrimas.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com