Más de 1001 historias humanas: #1 Nacer muriendo

Por Darkamlight
Enviado el 24/03/2014, clasificado en Varios / otros
279 visitas

Marcar como favorito

Cuando naciste no tenías conciencia, no sabías dónde estabas, todo el mundo era extraño para ti, incluso los padres que te acogieron en sus brazos por primera vez te parecían extraños y no sabías cómo mirar, pues ni siquieras sabías qué era mirar.
Los días pasaban, esas personas que te acogieron te ofrecían su calor y su cariño, a ti te venía bien. Eras incapaz de hacer algo.

Semanas más tarde le cogiste apego a aquella mujer que siempre te decía "uy, qué rica es mi niña", te aferrabas a su pecho con agresividad, pero la madre no sentía dolor alguno pues el amor que te daba lo curaba todo, incluso tus pequeños mordiscos, sin dientes, conseguían sacar una dulce sonrisa en esa mujer feliz.

Un mes más tarde tu conciencia se apoderó de ti... pero la desgracia te acompañó. Antes de que pudieras moverte por inercia propia estabas paralizada, nadie podía escuchar tus sollozos pues aún no podías ni abrir la boca de manera voluntaria, no podías llorar pues el destino ha sido cruel contigo al no ofrecerte la oportunidad de sentir la tristeza en aquel momento.

Los médicos no dieron con el problema a tiempo, eras tan pequeña y tan vulnerable que la enfermedad se propagó inmediatamente.

Tu único recuerdo fue el calor de tus padres, tu único gesto fue aferrarte al pecho de tu madre y tu última voluntad no fue escuchada por tus seres queridos. El mundo ha sido cruel contigo y con las personas a tu alrededor, pues mientras tú naciste muriendo, ellos quedaron muy afectados después de tu desvanecimiento.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com