Centro comercial 5

Por Ontanaya
Enviado el 08/11/2012, clasificado en Amor / Románticos
1179 visitas

Marcar como favorito

 Estábamos sentados en el sofá y Rubén me miraba fijamente mientras yo tenía la mirada en el suelo...¡Dios! No quería perderle.

Respiré varias veces profundamente y sin más, empecé a hablar:

- Rubén, hoy he visto a Pablo.- Le miré y su mirada era de ¿de quién hablas?- Mi ex. El del centro comercial.

En ese momento cayó en quién era y su cuerpo se envaró y tensó.

Mi respiración se empezó a acelerar y él parecía haberse quedado sin aire. Parecía no respirar. 

- ¿Por qué le has visto?

Tuve que reflexionar unos segundos para pensar que decir pero dijera lo que dijera, nada sonaría bien. Porque la había pifiado.

- No lo sé. Es sólo que... ¡no sé! Le vi aquél día y ha estado rondando por mi cabeza. No terminamos bien, ya lo sabes y creo que necesitaba demostrarme algo. No ha pasado nada. No he hecho nada con él, te lo prometo. - En ese momento, me acerqué más a él y le cogí las manos que por suerte él no rechazó- De hecho no he pasado con él más de una hora. Pero necesitaba decírtelo. Porque no quiero ocultarte nada.

Rubén me miraba pero no decía nada. Parecía escrutar mi rostro buscando algún signo que delatara si mentía o no. Era una mirada intensa, fija, aturdida. Podía leer la decepción en su rostro y eso sólo hacía que me sintiera peor.

- Di algo por favor, Rubén.

- Es que no sé que decir. -Apartó sus manos de las mías y se las pasó por el pelo y se masajeó un momento la cabeza para después agarrarse las manos.- No lo sé. De verdad que no. ¿Por eso no me has cogido el móvil?

- No te lo he cogido porque no me he llevado el móvil. Al volver a casa, he visto tus llamadas y tus mensajes.

- Y no me has contestado.

- Yo... es que no sabía que decir. Pero estoy aquí y te lo estoy contando. A la cara. Y te repito que no he hecho nada con Pablo. Sé que no es lo que esperabas oír, pero necesitaba verle.

- Que necesitabas verle, ¿por qué?¿sigues sintiendo algo por él?

Buena pregunta. Ni yo lo sé.

- Sinceramente, no lo sé. Me he sentido rara al verle. Pero no sé cómo definirlo. - Le miro y se me parte el alma. Lo que daría por poder evitarle sufrimiento.- Rubén, yo te quiero. Y no te quiero perder. Pero si es verdad que ahora me siento confusa y no sé que hacer.

 La voz se me quiebra, la barbilla me tiembla y no puedo más que morderme los labios para evitar que salga un pequeño sollozo.

Él me mira triste, decepcionado y quizás esté tan confuso como yo. Creo que ninguno de los dos sabe que hacer. Y tras un momento, Rubén toma las riendas del asunto.

- Vete.

Le miro pasmada. Asombrada.

- ¿Qué?

- Que te vayas. No sé pensar de todo esto. No sé como tomármelo y creo que lo mejor para los dos es que te marches.

No puedo evitar romper a llorar.

- Pero Rubén...-Intento hacer acopio de fuerza y quitar el nudo de la garganta para poder hablar.- Quiero estar contigo.

- Y yo contigo, Ali. Ya lo sabes. Pero si estás confundida, deberías aclararte y tomar una decisión. 

Me acerco aún más a él. Hasta que estamos pegados.

- No hay nada que pensar.

Y sin pensarlo,le beso. No sé como demostrarle que quiero estar con él. Que no le quiero perder. Que le necesito conmigo. Se ha portado tan bien siempre...

El beso sabe a traición, decepción, amor y desesperación mezclado con las lágrimas saladas de ambos puesto que a Rubén también se le escapa alguna.

Separamos nuestros labios pero nuestras frentes quedan unidas. Mis manos están alrededor de su cuello. Casi impidiendo que se mueva para que no se aparte de mí. Y tras un rato de silencio, su móvil rompe el silencio. Se aparta despacio y lo atiende y mientras tanto yo voy al baño a serenarme.

Me echo agua fría en la cara que esta roja y un poco hinchada. Me miro y pienso en todas las cosas que pueden pasar en un día. Esta siendo todo muy intenso y no sabe lo que va a pasar en los próximos. Pero no desea más de este estilo. No quiere hacer daño a Rubén. Es lo que menos desea. Pero es cierto que está confundida y aunque quiere estar con Rubén, Pablo permanece ahí latente. Ha despertado con fuerza. Y dice que quiere recuperarla. ¿Será verdad? Debería hacer las cosas bien. De forma correcta. Pero, ¿cómo saber qué es lo correcto?

Tras esa última reflexión, aparece Rubén en el baño y se acerca a mí y me agarra por la cintura.

- ¿Qué vamos a hacer Ali? Porque yo te quiero pero no quiero que jueguen conmigo.

- Ni yo quiero hacerlo. Te lo prometo.

- ¿Quieres dejarlo?

- ¿Qué?

- Que si quieres dejarlo. Por lo menos hasta que te aclares. Así, si quieres hacer algo con... él, lo harás sin remordimientos.

- Pero, ¿qué dices?

Y las lágrimas vuelven a fluir por mi rostro.

- Sabes que es lo mejor Ali.

- Tú. Tú eres el mejor. No sé como te puedes portar tan bien conmigo. Te quiero.

Y le beso. Aunque es un beso corto.

- Yo también te quiero. Así que reflexiona y cuando estés lista, cuando hayas tomado una decisión, dímelo.

- No te quiero dejar de ver.

- Ni yo a ti.

- Pero es lo mejor¿no?- él asiente- Tienes razón. Será mejor que me vaya.

Nos fundimos en un abrazo y me acompaña a la puerta de su casa y allí, nos despedimos con un largo beso. Húmedo, sensual, eterno y antes de irme Rubén me dice:

- Este beso es para recuerdes cuanto te quiero y que vuelvas pronto a mí sin dudas y con más amor y ganas de seguir con esta historia juntos.

Sin duda era el mejor chico que había conocido en toda mi vida y yo me estaba comportando como una zorra y una niñata que sólo le estaba haciendo daño por tener dudas con Pablo. El que creía el amor de mi vida hasta que le vi pegándomela con otra y ahora dice querer recuperarme.

¿Qué voy a hacer? ¿Cómo se supone que debo actuar ahora? 

¿Pablo o Rubén? 

Gracias a todas aquellas personas que leen mis relatos y a aquellos que dejan comentarios. Anima muchísimo a seguir con esta afición. :)



Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao