Jimmy II

Por Nightmare in Wonderland
Enviado el 24/11/2014, clasificado en Adultos / eróticos
5230 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

-No sabía que debajo de esa camiseta de los Ramones había tal cuerpazo.- Me dijo con un tono muy sucio que hacía que me excitara más y más.

Yo ya no podía contenerme más, necesitaba saborearlo, tenerlo dentro de mí. Le quité el cinturón y los vaqueros; me puse encima de él a cuatro patas y metí la mano dentro de su boxer negro. Agarré su erecto miembro con la mano y comencé a acariciarlo suavemente, Jimmy me respondió con un gemido y pasó ambas manos por mi espalda buscando el cierre del sujetador.

Pronto quedamos totalmente desnudos, yo aumentaba el ritmo de mi mano y él empezó a masturbar mi muy mojada vagina. Sentía mucho placer, estaba a punto de correrme pero paró, agarró mis caderas y giró, colocándome debajo suya.

-Esto lo vas a disfrutar más.- Dijo con voz ronca y muy sexy.

Agarró mis muslos con suavidad y me penetró lentamente, gemí y eso hacia que Jimmy se excitara mucho más. Al principio sus embestidas fueron lentas, poco a poco aumentaba el ritmo y yo estaba en el cielo. Gritaba su nombre entre gemidos y él el mío, me daba mucho más placer que otros chicos con los que había estado. Tomé la iniciativa y me coloqué encima de él (que se sentó y apoyó la espalda en el cabecero) con las manos en la pared para. Mis senos bailaban al ritmo de sus estocadas y él aprovechó para tocarlos y y morder mis pezones hasta que se pusieron más duros si cabe. Su boca volvió a encontrarse con la mía y pasé mi mano por sus lindos cabellos azabache mientras Jimmy agarraba mi culo.

-Aah... Elsa... Voy a correrme.- Gemía con la respiración agitada.

Los dos gritamos a la vez, habíamos llegado al orgasmo y un líquido caliente en mi feminidad. Me tumbé a su lado aún agitada por la excitación y observé que su miembro seguía erecto, una sonrisa surcó mi rostro y me dispuse a practicarle sexo oral. Me lo metí en la boca y a cada vaivén Jimmy gemía, besé sus testículos y pasé la lengua desde su empuñadura hasta su glande. Enterró su mano en mis claros cabellos y tiró de ellos mientras yo seguía metiéndomela y sacándomela de la boca, besándola. Gritó fuertemente y se corrió por segunda vez, me tragué todo su líquido.

Me recosté a su lado y el me abrazó tiernamente, me besó y acarició mi cintura durante unos instantes.

-Conocerte ha sido mucho mejor que el concierto de esta noche.- Dijo sonriendo.- Necesito verte de nuevo.

-Soy toda tuya.

-El sábado no tendrás escapatoria. Verás un lado de mí que pocos conocen.- Dijo con voz muy sensual.

-¿Tendría que preocuparme?- Dije sonriendo de medio lado.

-Quiero follarte en el coche, en la mesa de la cocina y en el sofá.

-Tenemos toda la noche por delante.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com