EL CONTRATO

Por alicia rusa
Enviado el 08/04/2014, clasificado en Adultos / eróticos
45376 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Por un precio fui su novia, su mujer, quería él que la madre de su hijo.

Fue un trato que duro cuatro... cinco meses. No se como definir el resultado mas allá de decir que él fue bastante cabrón.

Buscaba constantemente como picarme, como hacerme saltar, me controlaba los gastos, “¿Como es que le has pagado un café a una amiga?”, “Enséñame los tickets del parking”.....Y eso era lo de menos.

Un día llegue a casa, directa al lavabo. Cuando estaba sentada me di cuenta que había alguien en la ducha. Allí se veía el perfil de una persona, quieta y silenciosa, intentado pasar desapercibida. Yo sentada y asustada hacia ruidos, preguntaba, - “Hola”.- una y otra vez no se si temiendo mas la respuesta o el silencio.

Despacio, me levanté, subiéndome las bragas y sin perder de vista la ducha abandoné el lavabo. Ya fuera y con la puerta cerrada lo llamé.

- “Hola, ven rápido, hay alguien en casa, en la ducha”.

- No hagas nada, vengo en seguida.- Me contestó.

No se por que pero... no pude mas, entré en el lavado y corrí la cortina......

Allí estaba ella, con su boca bien abierta, labios gruesos, desnuda e inmóvil. Una muñeca inflable que el cabrón había dejado preparada para asustarme. La cogí y le hice de todo vaciando mi furia.

Ese fue uno de esos muchos detalles de alguien que pasaba de ser agradable y divertido al mas radical de los cabrones. Un maltratador.

Poco a poco se fue enturbiando la relación, alejándose de aquella tarde en la que se había presentado en la Fábrica con un ramo de flores y se me había declarado dejándome absolutamente desconcertada por el teatro y por que apenas entendía nada de lo que me estaba diciendo.

En La Fabrica me conoció y allí volvía mientras yo estaba en casa para provocarme; el decía “Me voy a buscar otra rusa” y pasaba el rato bebiendo y rechazando las ofertas de las chicas que se le acercaban. El allí sentado y a mi me iba llamando alguna que otra amiga explicándome lo que pasaba.

Poco a poco fue subiendo el tono hasta que un día se presento en casa con otra chica rusa.

- Mira con quien he venido.- Me dijo.- Me la voy a follar aquí delante tuya.

La chica estaba un poco espantada, hasta que yo dije.- "Es guapa has escogido bien, lo mismo me apunto yo y todo a la fiesta".

La desnudo y la estiro en la cama.....pero al final cabreado le dijo que se fuera sin hacer nada.

En realidad el quería dejarme embarazada, tener un hijo conmigo, y la verdad es que no me atraía lo más mínimo: gordito, bajo, calvo.... que mierda de genes para mi hijo.

- En todo caso.- Le decía.- Ya me buscare yo quien me deje embarazada.- Lo que no le gustaba lo mas mínimo.

No podía acabar bien nuestra relación, eso era claro.

Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com