Uno el robot Sorpresa

Por MAD
Enviado el 12/04/2014, clasificado en Ciencia ficción
792 visitas

Marcar como favorito

 Aquella pierna de robot no sabia donde encajarla.

Después de intentar ponerla en su sitio, aquel robot.

Quedó perfectamente construido, mirándolo pensé..¡¡ Solo le falta hablar!!.

Así que di al botón que tenia en la espalda, para ver si funcionaba.

No había manera comencé a darle golpes en la espalda, y nada.

No funcionaba, ya cabreado le grite...."Uno" así decidí llamar

al robot cabezota, que no terminaba de funcionar.

Pero no había manera no respondia, un fracaso mas en mi desesperado

intento de fabricar un humanoide,( un robot Humano).

Así que hablando en voz alta dije...¡¡Uno menos que no habla!!.

Y acto seguido escuche  aquellas palabras...¡¡Serà uno mas que no habla!!.

Aquel robot había hablado, sin necesidad de darle aún botón.

Me quedé sin articular palabra, aquella creación tenia voluntad propia.

Pero fue lo único que dijo, no volvió  ha emitir ninguna palabra más.

Mis amigos, y familiares piensan que lo soñé, que fue una ilusión mía.

Lleve al cementerio de  la fabrica a mi último robot había que destruirlo.

Para reciclar, y a aprovechar todo el material que había utilizado en su

fabricaciòn, microchits, fibra óptica, piezas de silicio.

Pero al intentar ponerlo en la trituradora no había manera.

Primero intenté meterle un brazo, se salia el otro.

Intenté meter una pierna, se salia la otra, pensé que aquel robot

me la tenia jurada, entonces dije, meteré primero la cabeza.

Cuando volví a coger el robot para meterlo de cabeza, esté dio un bote

salio disparado como quien lleva el diablo, aquellas piernas inertes

parecían ruedas de ferrari, salio de aquella fábrica,¡¡No se como!!.

Porque cuando quise darme cuenta había desaparecido.

Medio atolondrado no podía dar crédito a lo sucedido.

Mis familiares pensaban que me lo había imaginado, ¡¡un robot

que habla,!!... y que sale corriendo....

Estuve en tratamiento psicológico un buen tiempo, me despertaba

sobresaltado, veía aquel robot por todas partes.

Dedecidi dejar de fabricar robots para siempre, y al final llegue

a una conclusión, la tecnología bien usada ayuda al ser humano.

Pero debe haber siempre, un limite, porque si pasamos ese limite.

la tecnología pude ser nuestra peor pesadilla.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com