El bromista de mi vecino

Por Alexander
Enviado el 12/04/2014, clasificado en Humor
1514 visitas

Marcar como favorito

Chris salió con su café en la mano a su trabajo, de repente apareció en las escaleras su vecino. -Hola vecino, cómo anda-dijoC. -Bien, qué tal el trabajo- -Perfectirijillo, ya casi me ascienden- dijo C. -Oh, que bueno, deberíamos celebrarlo- dijo Jean, que es el vecino. -Vale, solo espero que no terminemos como la última vez, casi acabamos desnudos en un bar de ambiente- dijo C. -Vale, que me había confundido, en la tarjeta decía discreción y parejas fáciles, joder tío, no había leído que era un bar gay- Joder tío me haz lanzado el café encima, -perdón, coño, que no te vi- dijo C.-Joder pero si te vi cuando lo hiciste- dijo J. -Joder pero que visión, es que me acordé de aquel negro que me quería pinchar, todo fue culpa tuya por llevarme a aquel bar, te lo mereces- dijo C. -Ya verás, esto no se queda así- dijo J. 

LLegó a la oficina y saludó a todos, pero cda vez que miraba a la cara de un compañero notaba que se burlaba de él. -Marico, tienes pintado pegado un pene a tu espalda- XD se echaron a reír todos en la oficina. Y es un pene negro. Ese malvado J. me las va a pagar. 

Salió de su trabajo y tomó el bus de siempre, en él se encontró casualemnte con J., este le dijo -qué tal el tranajo, tuviste inconvenientes- dijo J, -no sé en que carajo momento lo hiciste, pero me las vas a pagar- 

Esa noche C. llamó sacó la tarjeta, que habían confundido con un bar normal en noches pasadas, y contrato al mismo negro que se lo quería... para que molestara a J. 

Tin tin sonó el timbre del apto. de J. -Buenas ncohes con quien desea habla- dijo J. Con mi amor, dijo el negro. Eso lo había dicho particularmente alrto y su esposa lo había escuchado, -quién carajo te llamó así- dijo Teresa, que ya se acercaba a la puerta. Joder mira como está esta tía, si le hace falta un manicure, dijo el negro. Pero quién carajo es este y por qué coño parece un gay, dijo T. Tranquila aqui hay para compartir, le dijo cogiendo a J. por un brazo.

Mientras C. observaba todo, hasta que llegó su esposa y se dio cuenta que C. decía -este desgraciado está pasando pena XD-. Allí fue cuando su mujer lo llevó frente a su amigo, -hagan las pases, les dijo Teresa. J. quería golpear a su vecino-compadre por haberse pasado, pero ya era tarde, el negro le había plantado un beso a aquel hombre al verlo. XD

Por jodedor te salió la tortilla por la boca XD. Y así fue como J. ganó la pelea de bromas. Si no hubiera sido porque aquella misma noche les cortaron la luz en su apto.  

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com