Un dia de playa con...

Por miosoy
Enviado el 16/04/2014, clasificado en Adultos / eróticos
68436 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Un día con María

Como dos furtivos que iban a cometer un delito, así nos sentíamos, nos lo habíamos confesado, y aun así, buscamos la excusa para poder pasar un día…y pasear por esa deseada y hermosa playa.

Tu descalza como una cíngara, bella, divina…al igual que tu, mis pies besan la arena de gratitud, por permitir estar a tu lado, tus manos me trasmiten más de lo que tu me cuentas con tu boca, me dicen que guardas mucho más de lo que hablas.

Porque? escondes lo que tu corazón desea, sentados uno al lado de otro…ensimismados, vemos como rompen acompasadas las olas contra la arena, vienen a morir a nuestros pies…como nuestros sentimientos muren en el fondo de nuestra mente, María tu quieres que lo nuestro acabe?...no, pues vayamos a demostrar a nuestra prudencia, la insensatez de un acto de pasión desatada entre dos almas, con destinos opuestos a sus deseos.

Poco a poco te fui despojando de tus ligeras ropas, tras aquellas rocas que protegidas por las olas, que impedían estar visibles para el resto de mortales, sin pausa besaba tus ávidos labios sin dejar de acariciar tu piel de melocotón, el lóbulo de tus sensuales orejas, me parecía como una dulce gominola atrapada entre mis labios, tu respuesta turbada me indicaba la pasión de momento, creí que mis rodillas no aguantarían la emoción que vivía a tu lado.

Lentamente mientras me despojaba de mis últimas prendas, colocaste las toallas en una zona oculta y seca, al resguardo de miradas curiosas que pudieran afectar nuestra intimidad, entregados el uno para el otro te suplique tu amor sin condiciones, el mío ya lo tenias. María, tu buena amante me supiste dar mas de lo deseado, regalaste mi autoestima con desgarradores gemidos y múltiples orgasmos, saboree tu néctar, tu humedad sexual regó mi mente llevándome al mejor de los destinos…intensas oleadas de placer vertidas en tu interior hablaron por nosotros…te mire desde arriba, contemple tu cara desde abajo…dios mío¡¡ en cada posición quedaba prendado de ti.

Nunca sabré desgranar en palabras, ese maravilloso día de playa


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com