Odio ser madre

Por Azula
Enviado el 15/04/2014, clasificado en Reflexiones
1101 visitas

Marcar como favorito

Ser madre no es horrible.

Todo inicia cuando te enteras que estas embarazada. Si tienes suerte ya estarás casada, si solamente estas con tu novio, llegan los nervios y la preocupación de saber cómo reaccionará ante la noticia, tal vez reaccione bien y se casen, o tal vez reaccione mal y se valla sólo a otro país, en ese caso tendrás que ser madre soltera. Si tienes muy mala suerte, tal vez ni siquiera tengas pareja y no tendrás de otra más que ser madre soltera. En este caso, abortar no es una opción, resígnate, pronto tendrás a un pequeño humano al cual cuidar y tratar de educar.

Después viene la ausencia de la regla, un punto a favor del embarazo, pero no es nada a comparación de los puntos en contra, cómo los mareos, la hinchazón, los dolores de espalda, el no poder dormir boca abajo y lo más importante: el dolor del parto, si es por cesárea no habrá tanto dolor, pero si es natural, tendrás que pujar y pujar para traer al mundo a otra persona.

Ahora el bebé ha salido de ti, todo mejorará, ya no tendrás dolores de espalda… ¡MENTIRA! Debes cuidar a un pequeño ser humano, frágil como cristal, alimentarlo varias veces al día, cambiarle los pañales, bañarlo, levantarte en la madrugada porque está llorando y debes saber porqué llora. También debes comprarle comida, pañales, una cuna para que duerma, jabón especial para su piel, una tina, juguetes para entretenerlo y que no llore y comprar ropa que posiblemente dejara de quedarle en menos de un año.

El bebé ha crecido y ahora es un infante que debe iniciar a aprender, deberás buscar un buen kínder para que pueda aprender las cosas que tú no quieres enseñarle aunque ya las sabes, cosas sencillas como las vocales, los números, el abecedario y otras cosas más para que no sea una escoria de la sociedad. Llega el 10 de mayo y en el kínder los obligan a que hagan un dibujo o algunas flores de papel para regalarlas a mamá aunque esos pequeños no sepan exactamente porque lo hacen ese día. Sí, es un lindo dibujo y son unas lindas flores, pero eso no borra los recuerdos que tienes de cuando mancho tu alfombra favorita, de cuando rompió algo o cuando hizo algún capricho en público solo porque no le compraste lo que quería.

Termino sus estudios en el kínder y es hora de que valla a la escuela. Genial, ahora serán más horas lejos de mamá para aprender cosas, de las cuales olvidara el 60% de ellas. Ahora debes comprar uniformes cada dos años, si eres astuta y no te importa su autoestima posiblemente le compres un uniforme el doble de grande de la talla que el necesita, por si llegara a crecer. Si eres mimadora, le compraras uniformes cada año. También debes comprar mochilas, cuadernos y todos los útiles de cada año aunque no te lo agradezca y haga berrinche porque esa mochila no era la que quería.

Tu pequeño engendro debe ir a la secundaria, ¿sabes lo que significa?: Al inicio dudo mucho que le valla muy bien, posiblemente haya algunas personas que lo molesten, pero deberá solucionarlo como todas las personas, lo más probable es que se desquite contigo ya que lo molestan por no tener las cosas último modelo que tu no le quisiste comprar. Se comenzara a rebelar, a faltar a lagunas clases, a contestarte de manera ofensiva, cosas de adolescentes. Si tienes suerte, tal vez tu creatura será calmada y no muy rebelde pero algún día sacara a la luz su verdadero yo, no podrás reprimirlo por toda la vida.

Logró entrar a la preparatoria, después de todo no es un fracasado. Hora posiblemente buscara pareja si es que no ha tenido en la secundaria. No va muy bien en cuanto a calificaciones pero tampoco tan mal. Quiere irse de fiesta con sus amigos, si tuvo un pasado rebelde, sabes que se embriagara. Si eres consentidora y te preocupa, dejaras que valla y te quedaras despierta hasta que regrese, preguntándote si estará bien o si le habrá pasado algo de camino a casa, en fin, llego a salvo a casa y ahora todos pueden dormir tranquilos.

Tu pequeñín quiere tener una carrera, un título, lo que sea, el punto es que tu deberás pagarlo, dudo mucho que tengas tanta suerte como para que la pequeña creatura pague su carrera. Si has tenido esa suerte, felicidades, si no, ni modo.

Se gradúa y puede que te lo haya agradecido en su discurso. Quiere que le digas que estas orgullosa, pero tal vez no tuviste un buen día o no es lo que esperabas de un hijo, de cualquier manera, recuerdas todas la travesuras que hizo de pequeño las veces en que te avergonzó en público por hacer berrinche, las veces en las que te alzo la voz o te contesto con palabras groseras, de cualquier manera, no has podido decirle “estoy orgullosa de ti”.

Consiguió un trabajo en una buena empresa gracias a la carrera que le pagaste, es cuestión de esperar unos pocos años más para que compre su propia casa y se valla de la tuya, te agradecerá por todo y se ira, serás libre, ya podrás seguir con tu propia vida, pero espera… ya eres vieja para eso. Ahora solo te queda esperar unos pocos años a tu jubilación, si no te dan pensión, posiblemente tu hijo te mantenga, así podrá pagar por todos los años de estudio y mantenimiento que le pagaste, tal vez mantenga tu casa y de para el súper de la semana, o tal vez no, quizá busque el acilo más barato de la ciudad y te mande ahí para poder quitarte de encima, pues ahora tiene un hijo al que mantener, así como posiblemente tú lo hiciste una vez con tus padres, estabas muy ocupada con el futuro de una nueva vida, que no viste a los que ya habían sufrido por ti.

En todo caso esto se repetirá una y otra vez.

Es solo un punto de vista, espero estar equivocada y ustedes tengan mejor suerte en la vida.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com