LA MASIA (CUARTA PARTE)

Por jp lorente
Enviado el 16/04/2014, clasificado en Terror
331 visitas

Marcar como favorito

Una vez dentro de la cama, volvió a retomar la lectura del libro, habían muchos mensajes más que seguramente harían mención a lo bien que se lo habían pasado y lo buenos que están los embutidos de la zona.

 

“Cuando leí el mensaje de la mujer de negro pensaba que estaban tomándonos el pelo.

Ésta noche pasada me desperté de madrugada porque noté un peso en mis pies. Al mirar vi una figura negra que estaba sentada en el colchón. Desperté a mi marido y al encender la luz no vimos nada.

Creo que fue sugestión y tuve una pesadilla.

De todas formas he de decir que hemos pasado unos magníficos días de vacaciones y los niños se lo han pasado muy bien.

Saludos.

Susana , Mario y Marc

5 de septiembre de 2004”

 

Un tonto escribe cuatro chorradas en el libro de visitas y le fastidia las vacaciones al resto por pura sugestión, pensó Dani.

Leyó el siguiente mensaje:

 

“Estábamos comiendo en la zona de la barbacoa y cuando he entrado en la cocina a buscar pan he visto a una señora mayor vestida de negro que se me ha quedado mirando y después ha desaparecido.

He llamado a los propietarios de la casa y me han tomado por loca.

Le he dicho a mi marido que nos vamos inmediatamente.

Ahora he leído en éste libro lo que le ha pasado a otros inquilinos y me quedo tranquila en que no tengo alucinaciones.

Perdón por la letra pero estoy temblando.

Escribo ésta nota para avisar a otras personas.

Hoy es 4 de noviembre de 2004”

 

Esto se está volviendo cada vez más absurdo. Parece que la gente se ha puesto de acuerdo para asustar a los que les siguen. Todo y eso Dani no pudo evitar rememorar la sensación extraña que había sentido en la cocina la madrugada anterior, un frío intenso que le había calado hasta los huesos. Leyó el último mensaje, de la semana pasada.

 

“Vi a la señora de negro delante de la vitrina del comedor, al mediodía. Parecía como si estuviese limpiando los cristales. Su cara estaba blanca y los ojos como vacíos. Del susto se me ha caído el cubo de fregar al suelo.

Lo va a tener que recoger la mujer de la limpieza, nosotros nos vamos de aquí.

14 de marzo de 2005”.

Para aliviar el desasosiego que se estaba apoderando de él después de leer tanto testimonio nefasto, Dani pensó que el fantasma de la señora de negro no podía ser tan malo si se dedicaba a limpiar la casa a parte de asustar a la gente. La de “pasta” que se estarían ahorrando los propietarios.

Justo cuando estaba sonriendo con su ocurrencia, escuchó gemir a Laki des del comedor, el cual entró en la habitación apresuradamente con el rabo entre las piernas y se acurrucó al lado de la cama temblando. 

Miró al animal espantado, sin saber qué hacer. Lo que menos le apetecía era levantarse para ver lo que había asustado a Laki. Su mujer dormía plácidamente a su lado pero tenía que asegurarse que los niños estaban bien. ¿Y si había algún intruso en el exterior intentado entrar en la casa?

Hizo un esfuerzo y salió de la cama, se dirigió a la habitación de los niños evitando mirar hacia el comedor y la cocina que estaban a oscuras. Dormían placidamente.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com