mi ex

Por gabriel
Enviado el 18/04/2014, clasificado en Varios / otros
459 visitas

Marcar como favorito

caminé el otro dia por una de las avenidas del centro. tenia que ir a buscar unos papeles por el tema del accidente laboral que sufri, iba con el brazo izquierdo enyesado recorriendo vidrieras antes de entrar al gran edificio de la aseguradora del trabajo. entro, realizo los tramites pendientes y salgo del edificio casi 2 horas despues.
cuando veo que en una de las esquinas veo una mujer muy familiar a una distancia de 50 metros mas o menos. me fijé bien si la podia reconocer me parecia muy conocida. como no tenia mucho apuro en volver, en donde vivo no habia nadie que me esperaba, me cruzo de vereda para ver si esa persona la conocia o si ella me conocia a mi. cuando me voy acercando, ella con sus lentes para sol, con una blusa sugestiva y una calza de color gris con zapatillas me mira y a los segundos parece reconocerme, se da media vuelta y se va. a todo esto mas intriga tenia, si me vio y se fue es porque me conoce o tiene miedo a los enyesados.
a mitad de cuadra la alcanzo, y estando mas cerca mas la reconocia. hasta que me jugué y le dije el nombre que pensaba que era. grite "naza!"
ella se se detiene, se da vuelta resignada y me dice: "hola mario"
me sorpredio por todo, pero mas que todo por su aspecto. era mi ex, pero no era la nazarena que conoci. estaba cambiada, se operó las tetas,
adelgazó un par de kilos, pero su culo era el mismo. no se como hacia para mantenerlo. sera por eso que me acordé de ella cuando la seguí.
pero cuando se dió vuelta me dió la impresion de que me habia equivocado.
-que sorpresa, que haces por aca?-le pregunté
-estoy trabajando-me dice- en estas cuadras vengo todos los dias.
-ah, mirá vos! y en que andas!?
se queda en silencio por un rato
-muy dificil la pregunta?- le digo- te la repito?
-no- me dice con una pequeñisima sonrisa- no se como definirlo...
-y seguro que debe ser uno bueno por que te operaste... no?
-si, bueno... algo relacionado con mi cuerpo... digamos...
-promotora?
-no... bueno, te lo digo... prostituta..
-que!? me estas jodiendo!
-no, en serio...
-pero... empezaste cuando estabas conmigo!?
-no, despues. a los meses que terminamos...
-pero naza... vos me dijiste que odiabas a las prostitutas...
-si, bueno... lo pensaba antes... pero tuve que hacer esto porque mi vieja tenia deudas en el pago de la casa y la jubilacion de ella no
alcanzaba, no sabia que hacer... porque nos desalojaban a las dos y terminariamos en la calle...
-me hubieses llamado!
-no! no mario... lo nuestro se terminó. no tenia porque llamarte a traerte problemas. lo tenia que arreglar yo
-pero justo esta profesion tenias que elegir?
-te juro que busqué y busqué una solución... pero eran...
-disculpame, vamos a tomar algo a mi casa y me vas contando? o tenes que ir a algun lado?
-no... pero no puedo perder mucho tiempo...
-porqué?-la quedo mirando intrigado- estas trabajando para alguien?
-no, tengo un cliente que es muy celoso y...
-pará- me acerco para ver su cara y le saco los lentes de sol. tenia un ojo semi morado. y le pregunto- y esto?
-nada, no tiene importancia...
-no me digas que es un golpe con escalera o algo parecido porque no te lo creo
-es de este cliente que te digo... pero me dijo que no lo volveria a hacer..
suspiro, miro para abajo tratando de entender algo y le pregunto.
-a todo esto... solucionaste el problema de la casa?
-si, por suerte estoy adelantando cuotas...
-sos feliz haciendo esto?
-porque me preguntas eso?
-veo que estas haciendo esto por otra cosa
-bueno, es problema mio...
-me preocupa que estes asi
-y desde cuando? si cuando me dijiste que terminabamos parecio no importarte ni preocuparte
-eso era porque nosotros no funcionamos como pareja. no significa que me dejés de importar como persona.
-bueno... pensé...
-naza, no mezclemos las cosas. lo nuestro no pudo ser, pero no te guardo rencor ni nada por el estilo. pero me da lastima que una persona
como vos tuvo que recurrir a esto para pagar deudas..
-ya te dije...
-si, ya sé! no tuviste otra. pero ya está. ya solucionaste el problema. mirá. hagamos una cosa... si no te ofendes, te propongo algo
-que?
-mirá como estoy... -le muestro mi brazo- me accidenté hace un par de dias y va para largo... necesitaria una mano. una ayuda, y a vos te
conozco. vos, me ayudarias con algunas cosas y yo te ayudaria a que no vuelvas por aca. que decis?
-ja! que queres una sirvienta?
-no, una ayuda, una compania, alguien con quien hablar, alguien con quien tomar mates cuando llegue a casa, alguien que me pregunte: como te
fue en tu dia? cuando llegue a casa...
-ay mario... ya me vistes y me queres en la cama?
-no, naza. en serio. es solo hasta que recupere el alta. estas un par de horas en casa y despues te vas. no quiero que lo tomes a mal. por mas
cirugias y dietas que tengas, yo conozco a la naza que estuvo conmigo. y creo que vos en alguna parte del fondo de tu corazon tambien la queres
esa naza que hay en tu interior. que decis? recuperamos a esa naza? o dejamos a esta naza que siga con su vida?
ella se rie. despues termiaria aceptando la propuesta. en el periodo que estuve en reposo, la vida nos dio una oportunidad para conocernos mejor
y aclarar un par de cosas que habiamos dejado en el tintero.
cuando me dieron el alta, naza se fue. su "contrato" habia terminado. empezaria a trabajar en una empresa que gracias a un amigo que trabaja ahi
fue contratada inmediatamente. el otro dia me llamo, me contó que conoció a un compañero de oficina y estan saliendo. me alegra por ella, no es
nada malo que esté de novia... y que no le paguen por eso. si bien alquilaba su cuerpo por unas horas, ella no era feliz. ella no era la naza
que conoci. 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com