Inexistencia

Por Menaje
Enviado el 27/04/2014, clasificado en Poesía
158 visitas

Marcar como favorito

Niebla, blanca, triste, amarga,

saboreada por lo pelos, 

casi sin tiempo,

sin aliento inexistente.

Niebla fría, como sus manos.

Igual que el tacto de su pelo helado,

igual de turbio que sus ojos.

Niebla espesa, esperanzadora, infinita,

como nosotros,

Luces de ciudad que se apagan 

al ritmo de los corazones,

semáforos que parpadean

cortando caminos,

acabando con el tiempo,

decidiendo. 

Una vez más.

Noches, negras, iluminadas

por su mirada, triste

acabando por recibir ese maldito milagro que se supone que exista.

¿Se supone que eso debe de ser suficiente?

Auto destrucción

seguimos siendo infinitos

y nos vamos apagando,

al igual que el tiempo de los semáforos 

se reduce a cero,

las nubes se dispersan

dejando abierto el cielo

y llega la hora de apagar las luces,

dejando,

una vez más,

la noche negra como sus ojos.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com