El espejo

Por ñete
Enviado el 27/04/2014, clasificado en Fantasía
1511 visitas

Marcar como favorito

Cuenta la historia que una vez un príncipe de un país encontró un espejo que hacía que cualquiera que se reflejara en él apareciera de forma inversa. Todos los miembros de la realeza de todo el mundo se dirigían a su palacio simplemente para reflejarse en ese espejo y ver cómo serían si fuesen pobres, ya que era lo contrario a ellos. Llegaba cualquier rico con sus ropas elegantes con hilos de oro, su peluca, sus anillos... Y se convertía en un campesino. Todo era diferente en aquel espejo. El que era gordo, se veía flaco. El flaco, se veía gordo. El guapo se veía feo. El feo, se veía guapo. 

De forma que, al ver el príncipe a la gente de su pueblo, decidió dejar que cualquiera se reflejara en ese espejo a cambio de un pequeño pago, esa sería una buena manera de lucrarse. Todos los campesinos y artesanos iban a verse. Llegaban con sus tristes trajes rotos y se veían en la abundancia, llenos de joyas, con todos los dientes... ¡Qué sensación!

Un día, un alquimista curioso robó ese espejo y obtuvo su composición. Se dedicó a fabricar espejos hasta el punto que en cada casa de aquel pueblo había uno. Todo el mundo se encontraba mejor al verse de esa forma. El primero en forrar su casa de espejos fue el alquimista. Al poco tiempo todo el pueblo lo habría imitado y todos vivían en esa ilusión. No necesitaban nada más, pues al reflejarse en ese espejo lo tenían todo.

Hoy en día, ese lugar es un pueblo fantasma donde fuera de esos espejos no queda vida, y al mirar el reflejo de las personas, aún se les puede ver respirar envueltos en los mejores trajes.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com