La defensa de Caín

Por Hilfsar
Enviado el 16/11/2012, clasificado en Poesía
749 visitas

Marcar como favorito

-¿Acaso soy yo,

el guardián de mi hermano?

Pregúntame Dios,

¿con eso, que gano?.

Juzgarme decides,

adelante hazlo,

venganza he tenido

de sangre en mis manos.

Pero antes permite

que pregunta haga,

¿quién tuvo la culpa

de causa tamaña?

A él, tu cariño,

a mí las desgracias,

mi suerte y  mis bienes

en pena tornabas.

Con duro trabajo

mi grano ganaba,

¿qué clase de impuesto,

quieres que te haga?

Lloraba mi frente,

mis venas saltaban,

de tan gran esfuerzo,

rendido quedaba

y después de todo,

¿qué es lo que ganaba?.

Mi tierra era estéril,

mi grano secaba,

todo lo cogido,

ácido quedaba.

Mientras, él reía

y tocaba la flauta,

jugaba y saltaba

junto a sus cabras,

ninguna dañada

por las alimañas.

Y a eso le llamas,

la justicia Sacra

 

-Basta, no utilices

sucias artimañas,

eso no defiende

tu sucia venganza.

Mataste a tu hermano,

acaso confías,

su suerte ganada.

No busques escusas

para tu desgracia,

que la natura paga

con lo que le dabas.

La tierra cultivas

de tan mala gana,

que todo lo que hacías

marcado quedaba.

El agua que brota

de tu frente encrespada,

la sal que contiene

a la tierra mata.

La envidia que brota

de tus manos rancias,

el grano que toca

seco lo dejaba.

Tu boca tan llena,

de sed, de venganza,

todo lo que come

ácido dejaba.

 

-Mátame si quieres,

libera mi alma,

nada ya me queda,

nada que me valga.

 

-Matarte no quiero,

que no es una hazaña,

pues si así lo hiciera

a tu altura quedaba.

En tu frente pongo

una seña, una marca,

que el que contigo tope

no sienta venganza.

Que nadie te toque

al mirar tu marca,

más bien sienta pena

de tan pobre alimaña.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com