POR FIN YA AMANECIO SEGUNDA PARTE

Por israel
Enviado el 20/05/2014, clasificado en Fantasía
345 visitas

Marcar como favorito

al mirarla no pude contenerme y la bese, le pedí que descansara y me pidió que me quedara a su lado y yo le dije lo que usted ordene mi señora, gracias al cielo su fiebre disminuía esta era otra noche que pasaba en vela, verla dormir tan plácidamente mi corazón se tranquilizaba, fue una noche en donde mis caricias acompañaron a mi condesa, al salir el sol yo le deje su sustituto y algo más para desayunar, regrese hacer mis deberes, quedaban pocos víveres y en un carruaje fui a comprar. Ella al despertar vio por la ventana que un carruaje se marchaba y se percato que en su buro estaba el desayuno y una nota que le deje, ella se levanto y solo esperaba mi regreso mientras se ponía su mejor vestido, a los minutos ella siente un carro que entro a la mansión y corrió para recibirme, pero no era yo, era un joven de ojos rojos, pelo color plateado y su piel tan blanca como mi doncella, ella sorprendida se quedo sin habla, él le dijo buenas tardes hija de nuestra cabeza Zuzhen, si mas lo recuerdo su nombre es Marteh zuzhen, encantado de volver a verla, ella no le reconoce pero de algo está segura que él es un vampiro, estaba muy intrigada quiso saber cuáles eran sus intenciones, el se presento bajo el nombre Issa Bloliver, la condesa le invito a pasar pero estaba muy insegura, Issa se le acerco confiadamente y le comenta que tuvo un largo viaje, el era uno de los integrantes de esta gran mansión pero debido a la casería huyo y solo el sobrevivió, escucho rumores de una condesa que no conocía la luz del sol en esta mansión imagino que habría un sobreviviente aparte de él, pero sus intenciones eran claras y pronto se revelaron era venganza sobre los humanos pero la condesa rechazo la oferta y se retiro pero Issa era de poca paciencia y bruscamente le agarro de su brazo diciendo que no sea presuntuosa que el ahora asumiría la cabeza de esta mansión pues las reglas de los vampiros así lo dictaminaban, el más fuerte entre los machos asumiría la cabeza de los vampiros y deberá dirigirlos hacia su bienestar, Issa al ver a mi señora se percato de su hermosura y la quiso tomar por mujer, en medio del conflicto se escucho un carruaje la condesa preocupa supo que era yo, su corazón latió mas rápido que de costumbre Issa solo exclamo tenemos una visita me pregunto quién será, la vampiresa se enfureció e inicio una batalla entre poderes sobrenaturales, entre vampiros, yo al escuchar un fuerte alboroto dentro de la mansión entre sin preguntar solo pude observar a mi doncella lastimada, ella me grito huye! pero fue en vano me fui en contra de aquel sujeto pero de un golpe acabe fuera del palacio, no me había percatado que él era un vampiro, mi señora solo corrió tras de mí con lagrimas en todo su rostro solo pude notar que salió sin su capucha y el sol aun alumbraba y con lo poco de fuerzas me levante me saque mis prendas y la cubrí, Issa se acerco y me dijo como puedes estar al lado de un vampiro no sabes que ella algún día saboreara tu sangre es nuestra naturaleza y tú la proteges no entiendo tus razones pero eres un humano repugnante que solo será mi merienda en esta tarde, no me dejo responder pues uno de sus golpes me atravesó era herida de muerte y lejos me mando, mi señora enfurecida peleo con todas sus fuerzas, mientras que los pueblerinos cansados de los ataques y muertes de sus familias iniciaron una nueva casería de vampiro imaginaron que aquel monstruo provenía del gran palacio, se prepararon con arcos y flechas bañadas en agua bendita, con antorchas y estacas, emprendieron camino hacia la mansión de mi señora mientras el sol se ocultaba. La pelea entre mi doncella y el vampiro era cada vez más crítica, Issa comentaba que él fue quien devoro a las personas del pueblo y el beber la sangre de los humanos le inyectaba esa fuerza sobre natural y mientras que la condesa solo ha bebido un sustituto nunca podrá tener semejante poder. Mientras yo estaba entre la vida y la muerte no quería seguir observando yo soy su lacayo y quiero protegerla pero no me podía levantar, el sol se escondió y la noche era más oscura de todas, hasta que unos pasos se escuchaban eran tan silencioso que ninguno de los vampiros se percato eran los pueblerinos armados pero dudaban al disparar. Mientras que en la batalla se notaba la diferencia de poder e Issa lo demostró lanzando cerca de mí a la joven vampiresa, ella me vio me dijo por favor resiste no quiero que mueras, yo ya no tenía fuerzas para responder, decidida me dijo no permitiré que mueras en mis manos y sus colmillos penetraron mi garganta era una sensación extraña, algo entraba en mi garganta y ella solo me abrazaba los pueblerinos al ver que el vampiro estaba solo comenzaron con la casería dispararon sus flechas, trataron de clavarles estacas pero sus esfuerzos eran inútiles Issa era muy fuerte y yo en el piso en brazos de mi amada sentía como aquel liquido que ella inserto en mi cuerpo me rasgaba por dentro mis ojos se volvieron de color rojos y mi cabello se teñía de color plateado no comprendía nada, pero sentía una gran fuerza y eso era suficiente para defender a la mujer que amo me levante con un extraño poder, tenía el torso descubierto pues mis prendas las tenía mi condesa, me acerque a Issa y los pueblerinos cesaron el ataque pues el hijo de la cabeza del pueblo estaba enfrentado al vampiro, le dije a Issa soy hijo de la cabeza de aquellos que tú has tenido como cena, tu raza me arrebato a mis padres, y él me dijo pero esa mujer es un vampiro también y yo le respondí pero yo soy su lacayo y la defenderé, salte sobre él y mi agilidad era incomparable, pero aun así el era superior. mi señora no quiso seguir observando y se levanto, a mi lado ella batallo, los pueblerinos estaban asombrados pues pensaron que la condesa era yo pues llevabas mis prenda, en la tarde me vieroncon ellas cuando fui de compras, éramos dos contra uno y acorralamos a Issa, pero no murió en manos de nosotros si no de los pueblerinos que dispararon sus últimas flechas y le alcanzaron, al ver que todo había terminado me acerque a mi pueblo y les jure que nunca más habría un vampiro que les tocase y al verme recordaron a mi padre tomaron mis palabras y se marcharon pero algo no andaba bien todo se volvió borroso y me desvanecí.

CONTINUA...


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com