Una protesta a favor de los autores

Por dsr
Enviado el 30/05/2014, clasificado en Varios / otros
547 visitas

Marcar como favorito

La verdad es que hasta hace poco yo  era  de  los que pensaban que la cultura ha de ser gratis pa-

ra todo el mundo, era de los que se decían, "¿por qué he de pagar  por  algo  que  puedo conseguir

"sin coste" por Internet? A día de hoy creo  que  he  de  quitarme el sombrero y comerme esos pen-

samientos. Desde luego  si  yo  escribo  es  porque  me apasiona el mundo de la literatura, me gus-

ta leer y me encanta escribir y, desde luego, me paguen  o  no, yo siempre intentaré  seguir escribi-

endo por puro placer. Lo que si que  no  quiero, es defender a todos esos autores de renombre que

ya han ganado lo suficiente como para retirarse  a  vivir de  las  “rentas”  para el resto de sus vidas;

no, esto no  va  por  ellos, esto  va  por  nosotros, por todos los que, de un modo  u  otro, queremos

abrirnos un  hueco  en  este  mundo. De hecho querría decirles  a todos esos autores de renombre,

aparte de  agradecerles  sus  obras  que  más  o  menos  nos  han  inspirado, que el resto de gente

también tenemos facturas que pagar. Me parece vergonzoso  que  por  un libro, ya sea de tapa du-

ra rústica  y  con  acabados  dorados, valga de  media  unos veintipico euros. Desde luego parte de

culpa, probablemente  la  mayor, la  tengan  las  editoriales, pero en fin; y  me  parece  patético que

haya autores (ahora mismo no  sé  concretamente  a  quien  me  refiero, porque  lo  oí hace tiempo

por la televisión) que digan  que  van  a  dejar  de  escribir  porque no venden lo suficiente y se está

acabando con la cultura  si  no  compran sus libros; con todos mis respetos, iros con viento fresco y

después bañaos con  un  poco  de  humildad (a lo mejor no ganan lo suficiente por que mucha gen-

te se empeña en vivir por  encima  de  sus  posibilidades, pero tampoco  voy  a  entrar  en esas por

que me saldría del camino que quiero transitar en estos momentos)

  Así que, yo digo, que Dios  bendiga  a  los  Ebooks y que bendiga Internet, pero dejad que me ex-

plique. La cuestión es que las cosas  que  escribimos todos (todos  los  que  generalmente publica-

mos algo en esta Web) no  se  hacen  por  arte  de  magia, y esa es la idea que tiene mucha gente.

Gente que ya no solo no te van a pagar  por  algo  que  creen que sale de la nada sino que ni siqui-

era te comentan (creo que  lo  mínimo  que  se  ha  de  hacer  cuando  alguien lee algo en sitios co-

mo este  es  comentar. Comentar es agradecer, tengo  entendido. Y si  yo  fuera  un  tío  que  vive

de las rentas, únicamente  lo  haría  por  el  puro placer de hacer, la putada es que soy mas bien ti-

rando  a  pobre  y  uno  tiene, como  he  dicho, facturas (vale, también  caprichos, pero ¿quién no?)

que pagar, la gente no solo lo pasa mal en el tercer mundo

  Así que, desde aquí, yo propondría el pago por  relato  leído  a  un  céntimo. ¿Que os parece?, un

céntimo no es mucho. Seguramente muchos  seáis  de  los  que  ni  siquiera esperéis el cambio cu-

ando ese cambio se trata de  un  misero  céntimo (un céntimo quizá haga poco, pero muchos centi-

mos mueven un mundo) e incluso muchas veces las cajeras de  los  supermercados  ni  siquiera se

molesten en devolvéroslo. Pero haciendo una cuenta rápida (y que conste que puedo equivocarme

porque nunca se me han dado bien las matemáticas), un céntimo  por  cada persona que lea algún

relato publicado en esta página  podría equivaler a... 100 visitas = 1EURO, 1000 visitas = 10 Euros,

10000 visitas = 100 Euros  y  así  sucesivamente. Desde luego, nadie  se  haría  rico de este modo;

mucho se tendría que escribir para sacarse un sueldo decente (a no ser que uno se dedique esclu-

sivamente a escribir relatos Adulto/Eróticos) O si no, ¿qué os  parece  esta otra propuesta?, valorar

el relato de1 a5 céntimos dependiendo lo  que  os  haya gustado (estoy subiendo el cache... o no,

todo depende de lo  bueno  que  sea  uno  escribiendo. En cualquier caso sigue siendo, creo yo, un

precio razonable) De hecho me aventuraría  a  ir  algo mas  lejos  y decir que incluso la página esta

llamada Cortorelatos debería pagarnos  esos céntimos por visitas en nuestros relatos, al fin y al ca-

bo se estarán haciendo  de  oro  con  los  beneficios  que  la  publicidad les proporciona; publicidad

que las agencias ponen aquí gracias a nosotros. No creo que vaya a cambiar el sistema del mundo

con esta protesta/propuesta, simplemente siento  mucha  indignación  al  saber  que  somos los po-

bres los  que  siempre  sacan  a  flote a cuatro  listos. Los de la página podrían alegar diciendo que

también nos dan publicidad a nosotros cuando ponemos nuestro Facebook o blog para que la gen-

te nos siga pero,¿cuánta gente  os  sigue a través de vuestro blog y tal a raíz de esta página?, pro-

bablemente no la suficiente como para  ser  mundialmente  conocidos (a lo mejor también me estoy

subiendo a la parra y me pongo las expectativas muy altas  y  en  el  fondo  solo  busco la fama y la

gloria por una fiebre de vanidad, pero creo que mi vanidad es coherente, realista y hasta equitativa)

  Así que, aquí dejo la puerta abierta para quien quiera rebatirme o mandarme a la mierda (siempre

es mejor que haya una mala crítica a que no haya ninguna).

 

  En fin, solo quiero dar  las  gracias  y  desearles  suerte, de todo corazón, a quienes se tomaron la

molestia de teclear unas cuantas teclas en sus teclados por mis relatos  y  por mí. A los demás, so-

lamente gracias.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com