Paracetamor

Por Jota Jones
Enviado el 14/06/2014, clasificado en Amor / Románticos
405 visitas

Marcar como favorito

Cuando los nervios despierten y rujan en tus entrañas, cuando tu cuerpo rebose humo y no te quede cigarro que fumar, será el momento de cerrar los ojos y proyectar los mejores momentos en imágenes como si de diapositivas se tratasen, como escenas cómicas de películas antiguas visualizadas por una cámara que se tambalea de lado a lado, para el fin de contraer los labios llegando a algo parecido a una sonrisa.

Todo ello equivale a una solución para combatir la conjuntivitis selectiva, enfermedad poco conocida que se recrea en aquellas personas que deciden estar mal, personas portadoras de un pesimismo constante que no les deja dormir, comer o decidir qué les conviene.  Ni el diagnóstico más ordinario situado en bares, producido entre ebrios amigos mediante una conversación escasamente vocalizada será suficiente para combatirla, ni la dosis de consejos mal aplicados bastará para hacer que desaparezca dicha enfermedad, pues es un malestar tan genérico que hace humedecer los ojos en grandes cantidades, siempre y cuando el portador decida acordarse de todo aquel mal.  

El enfermo debe permanecer en cuarentena el tiempo que sea necesario, alejado del contacto físico, visual, olfativo, auditivo y gustativo de todo aquello que le haga recaer.  Desgraciadamente no existe un medicamento altamente eficaz, pero hasta entonces, optimismo y mucho agua. 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com