Cuidado en la Quinta Avenida (parte2)

Por Jowi
Enviado el 25/06/2014, clasificado en Terror
332 visitas

Marcar como favorito

Pasaron tres semanas entre peleas, el grupo estaba irritable, ya quedaba poca comida. Joseph aprovechó que esa noche le tocaba hacer guardia para comerse lo poco que quedaba (cuando irónicamente él fue el que dijo que Marco la robaba).

-          ¡Cabrón, has sido tú! ¿En serio tienes la caradura de quedar bien delante de Adriana diciendo que he sido yo? –le dice Marco a voces a Joseph, aún así conteniéndose bastante.

-          ¿Y a quién va a creer ella? A ti, que cree que la abandonaste y solo yo sé la verdad, ¿o a mí que piensa que he cambiado?- le dice con una sonrisa dibujándose en su rostro.

 Después de esta discusión  Marco no tardó en avisar a Adriana. Le dijo que si seguían así iban a durar poco, que tenían que dividirse, buscar otro escondite. Había muchísima tensión: no era solo que Joseph se comiese la parte de  comida que no le correspondía, sino todos sus actos de egoísmo. Adriana tras haber estado tanto tiempo conviviendo con él, creía que había cambiado, incluso estaba pensando en comentarle a Joseph lo que ella y Marco habían vuelto a retomar su relación.

-          ¡Dios, estás completamente ciega! ¿No te das cuenta que ese cabrón nunca va a cambiar? En estas condiciones es capaz de cometer una locura si se lo dices- le dice Marco en un tono calmado mientras le agarra la mano.

-          Ya… pero ya es hora, no puedo soportarlo más. ¿Y si el mundo se acaba mañana? No puedo mantenerlo en secreto, ni tampoco me gusta que estemos ocultándonos de él- le dice Adriana dando un suspiro después.

-          ¿A quién piensas engañar? Lo sabía todo, y lo peor es que tú me has mentido. No pienso dejarte escapar una vez más. Te agradezco que hayas puesto a este tipo en mi camino porque así será más fácil quitarte de él- les dice soltando acto seguido una carcajada. A continuación, se escucha un disparo y los gritos de Adriana. Después Joseph abrió la puerta y arrojó el cadáver de Marco a los zombies.

Lo Lo que él no sabía era que Adriana le elegiría a él incluso muerto, incluso con trescientos zombies en el pasillo. Y es que al arrojarlo, ella corrió tras su cuerpo y se vio envuelta en el tumulto de zombies. Joseph, no pudo creerlo. Pero aún así se apresuró a cerrar de un portazo su apartamento para volverse a esconder de los zombies, sin dudar ni un segundo. 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com