La tormenta ( parte 2 )

Por biGkahuNa
Enviado el 30/06/2014, clasificado en Adultos / eróticos
18419 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

-En realidad vine andando a verte.

La bese, mis labios tocaron firmemente los suyos, mi mano se deslizo por su hombro y soltó el nudo de la toalla dejándola caer en el suelo, desnudándola.

Baje mis manos recorriendo suavemente todo su contorno hasta llegar a su cintura mientas la besaba, deje su boca, mientras continuaba con su cuello mis manos subían por su vientre hasta llegar a su pecho, cogiéndolo y dejando sus pezones entre mis dedos, mordí suavemente su cuello.

Un suspiro salió de sus labios..

Mi boca se acerco a su oído y le susurre. – No te imaginas lo que te deseo.

Las manos de ella, fuero hacia atrás, mi pantalón corto nada podía ocultar, metió su mano dentro de ellos y cogiendo mi sexo ardiente, lo soltó rápidamente, sonrió y dándose la vuelta me miro a los ojos. Los míos, admiraban un sueño viviente, que le cogía de la camiseta estirándole hacia ella, ella me beso fuertemente la boca mientras me quitaba la camiseta.

Me cogió del cuello ahora sin tela y volvió a besarme fuertemente mordiendo mí. La cogí, aprontándole su culo y levantándole en el aire, la lleve en el aire besando hasta llegar a la cama, soltándola boca arriba. Ella reia y me miraba, cogí la camiseta y le dije...

-Déjame a mí

Le paso la camiseta por los ojos haciéndole un pequeño nudo y dejándola sin ver nada. Con ella tumbada suspiro hondo y la miro durante un segundo sintiéndose afortunado. Beso su boca, devolviéndole el bocado mientras cogía de las muñecas a Paula y fuertemente las puso al lado de su cabeza tumbada.

-No seas mala y disfruta.

Con las muñecas aprisionadas, el bajo por su cuelo besándolo, continuando por su pecho hasta llegar a su pezón. Pasó la lengua por el mojándolo cuando ella arqueo la espalda. Los agarro con los labios suavemente pasando su lengua, soltó uno de sus manos y cogió el pecho mientras se movía acercaba la lengua al otro pecho, lamiéndolo dando vueltas con su lengua y mordiéndolo tiernamente.

-Ay!. Grito ella

Soltó la muñeca, y bajo la otra mano por el vientre de ella hasta llegar a su sexo, con las yemas de los dedos, rodeo los labios de su sexo notando el calor. Subió su cabeza hasta la boca y mientras le dio un fuerte beso, los dedos tocaron los labios de su sexo mojándose y girando suavemente.

Ambos respiraban fuertemente, acompasados, se besaban, los dedos del giraban en su clítoris hasta que se detuvieron. El se separó un poco...

Ella en la cama, con los ojos tapados y tan vulnerable, escucho caer una prenda, cuando sintió las manos de él en las rodillas. Las separo levantándolas y bajo sus manos por dentro de los muslos hasta que las separo. Ella sintió por un instante la barba de el rozándole, y acto seguido la lengua en su sexo, cuando se le escapo un gemido.

El recorría la lengua por los labios de su sexo, lentamente separándolos y dando vueltas, cuando ella bajo las manos y le cogió de la cabeza, el acelero el ritmo y con unos de sus dedos empezó a meterlo lentamente en el sexo, mientras su lengua se movía rápidamente. Más tarde fueron dos, entrando y saliendo, mientras ella apretaba la cabeza con las manos,. Respiraba fuerte, hasta que levanto sus manos a la cabeza y soltó su venda. Incorporándose, le cogió del cuello y le beso, el se puso de rodillas en la cama mirándola. Con su mano, y volviéndole a besar ella bajo cogió su sexo erecto pasando los dedos por el y más tarde cogiéndolo con la mano. Lo movía arriba y abajo mientras sentía los dedos de el pasando por su pelo, liándose entre los mechones y le tocaba el pecho.

El recorrió sus manos por el cuello de ella, bajando por la espalda suevamente cuando ella le pego un pequeño empujón. Cayó hacia atrás en la cama, ella pego una pequeña risotada, bajo la cabeza, beso el miembro de el y paso sutilmente la lengua.

-Uff!

Se incorporó, poniéndose encima de el lentamente, dejo caer su cuerpo y sus sexos se encontraron rozándose. Ella bajo su pecho, los pezones duros tocaban el pecho. El cogió una mano y acerco uno de ellos a su boca, cuando ella tiro la cabeza hacia atrás levantando el culo, bajo su mano y cogió el miembro durísimo de él y lo empezó a recorrer por el calor de su sexo, lentamente lo mojaba, hasta que lo puso en la entrada de su sexo. Levanto su pecho, el la miro, ella saco su lengua burlona y le dijo.

-Ahora mando yo. Bajando su culo y metiendo su miembro dentro de su ardiente cuerpo.

Ambos gimieron, ella empezó a moverse bajando y subiendo su culo, con los brazos estirados sobre su pecho. Respirando fuertemente, su pecho saltaba, de manera hipnótica. El la miraba, guardando cada segundo, viéndola saltar. Ella quito el brazo bajo el pecho hacia él y llevo los labios a su boca besándolo fuertemente. Mientras sus caderas se movían el bajo sus manos por la espalda hasta llegar al culo, lo apretó firmemente, le dio una pequeña cachetada y le dijo en el oído.

-VAMOS!

Ella se movió rápidamente, el también, rodeándola con sus brazos gimiéndose en sus oídos hasta que juntos llegaron a la calma.

Respirando fuerte, ella se incorporo, el levanto su cabeza. La beso... Apretándola con sus brazos.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com