SUICIDIO EN LA TORRE

Por Federico Rivolta
Enviado el 27/06/2014, clasificado en Drama
782 visitas

Marcar como favorito

 

Estoy aquí parada, en el punto más alto de esta torre, en el punto más bajo de mi vida.

El cielo está oscuro, casi negro, y el viento sopla fuerte. Mis lágrimas me nublan la vista, algunas veces me las seco, otras, dejo que caigan para perderse en la nada.

Estoy aquí para librarme de ti. No de ti exactamente, sino del dolor que me provoca mirarte, más aún cuando estás con ella, que se cree una reina.

Ella es delgada, alta y hermosa; en cambio yo… yo no. Yo soy solamente yo. Cada vez que me miro en el espejo: yo, siempre la misma yo. No tengo una tregua, no hay días en los cuales soy alguien más, alguien de quien sí te enamorarías.

Siempre estuve ahí para ti, soy tu mejor amiga. “"Amiga"”, ¡cómo odio esa palabra!, cada vez que me apuñalas con ella debo alejarme a un rincón para quitármela con cuidado de no desangrar. Ya no quiero regresar a mi rincón, a mirarla a ella, que se cree una reina, que se luce junto a ti acaparando todas las miradas. Por eso me encuentro en la cornisa de esta torre, balanceándome, a punto de saborear los segundos durante los cuales nadaré en el vació, ansiosa del clímax de libertad que alcanzaré cuando mi cabeza colisione contra el asfalto. Hace falta valor para soportar esta situación, ella jamás podría hacer algo así.

Debo admitir que comienzo a disfrutar esto, me recuerda a la joven época en la que aún tenía esperanzas de tenerte junto a mí, pero esta vez es la muerte la que me aguarda, allá abajo, para darme un dulce y eterno beso.

La ciudad es más bonita desde aquí arriba, se asemeja a un infinito tablero de ajedrez. Las personas se ven afortunadas, sus vidas parecen simples. Así nos veríamos nosotros si estuviéramos juntos, seríamos la pareja perfecta.

Tengo frío, me froto los brazos intentando calentarme pero no lo logro. Quisiera que estuvieses conmigo, abrazándome, y que nunca me dejes ir. Comienzan a arderme los ojos de tanto secármelos. No puedo evitarlo, ¡es tan romántico aquí arriba!, ¿pero qué sabe ella de romance?, ¿acaso te ama lo suficiente?, ¿acaso lo seguiría haciendo si no esperara ser correspondida? ¡Eso es amor!, ¡esperar con desesperación! Cualquiera puede esperar cuando se espera algo, lo difícil es esperar cuando ya no hay nada que esperar. Olvídalo… yo me entiendo.

Abajo intenté dejar de amarte pero no lo conseguí. Aquí es distinto, arriba de esta torre la reina soy yo. Fácilmente podría olvidarte, sólo necesito dar un paso al frente, y tal vez entonces me entiendas y me tengas en cuenta. Me deslizaré feliz, sabiendo que algún día te sentirás solo y buscarás un rostro amigo, o dirás algo gracioso esperando que te respondan con una risa, y mirarás a tu alrededor, pero yo ya no estaré allí contemplándote y riendo para ti. Ese día sólo la tendrás a ella, que se cree una reina pero no lo es.

Todavía no me crees, ¿verdad? Me acercaré más al borde. Aún no te importa, lo sé, pero hace mucho tiempo me he dado cuenta de que mientras más me ignoras, más te quiero. Mira cómo muevo el zapato en mi pie, mira cómo cae. Mi corazón late fuerte, como si te viera mil veces. Me adelantaré los últimos centímetros, hasta el límite. Estoy agitada, siento una presión en mi pecho. ¿Por qué será que el dolor y la cercanía a la muerte me hacen sentir tan viva? Tal vez sea porque todas las miradas estarán puestas en mí luego de que salte. Mañana se preguntarán por mi ausencia, ¡qué momento cuando alguien diga lo que hice!

¿Sabes qué? No lo haré, no me tiraré. Pero esta vez no será por ti, sino por mí, y por todas las que son como yo. Voy a bajar de esta torre y seguiré siendo tu amiga, tu amiga esculpida en piedra, la misma piedra con la que esta torre fue construida. Volveré a mi rincón, a contemplarte desde lejos, a esperarte con desesperación aunque ya no tenga nada que esperar.

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao