LA REVOLUCIÓN ABORTADA (De la saga "Memorias del comandante Tapera"

Por neco perata
Enviado el 29/06/2014, clasificado en Humor
379 visitas

Marcar como favorito

MEMORIAS DEL COMANDANTE TAPERA
(Primera entrevista)

Mucho se ha hablado y escrito sobre los militantes y dirigentes populares de la década de los 70, seguramente por la relación con el genocida golpe militar, del cual se cumplieron treinta y cuatro años; pero poco, o casi nada, sobre los que en los 60, fueron vanguardia en la lucha por el socialismo. El objetivo de este trabajo es rescatar del olvido a uno de los más importantes referentes de esa época, opacado por los hechos que le sucedieron, e injustamente olvidado, pienso yo. Me estoy refiriendo al Comandante Tapera y su comando " Los desconócidos de siempre ". Que protagonizaron acciones de audacia y heroismo, pocas veces superadas por grupos insurgentes. Algunas de la cuales fueron destacádas, por el Che, en su "Manual de la guerra de guerrillas.
Encontrar y entrevistar al Comandante, me llevó varios años de paciente investigación, junto al equípo de Facundo Pastor, ya que el mismo se mantiene en la clandestinidad, con rigurosas medidas de seguridad, por momentos infranqueables. Para mantener la fidelidad y el dramatismo de los hechos que protagonizara, los transcribiré en primera persona , tal cual los escuché de su boca.
.--"Recuerdo que era una fría noche del mes de enero, el año no lo recuerdo bien, lo que sí recuerdo que fue el mismo año que dejé de fumar rubios y me pasé a los negros,por una decisión política de conciencia de clase. Y me acuerdo porque al principio me producían cierta irritación y algo de catarro, pero que fui superando en la medida en que me fui compenetrando de la ideología marxista, troquista, leninísta, fidelista, maosegtuniana. ¿Pero de que le estaba hablando, yo?. A sí, de lo que pasó aquella noche. Yo iba con el comando integrado por el Pelo y el Beto, cuyos nombres no voy a dar por razones de seguridad, en una misión de sabotaje, con los que previamente intercambiamos la contraseña, "buenas noches", para evitar que alguien suplantara nuestras identidades. La misión consistía en garantizar el paro general que comenzaba a media noche, contra el gobierno de Frondizi, Illia u Onganía, no recuerdo bien. Lo que sí recuerdo, es que esa noche yo había cenado fideos con pesto, y me acuerdo bien porque el Tano Samuel me había regalado una planta de albahaca, yo compré las anchoas, ajo no, porque lo repito y alguien me podía seguir el rastro. ¿Pero de qué estaba hablando yo?... A si, de que había cenado fideos con pesto, que los había preparado mi mujer, cuyo nombre no voy a dar por razones de seguridad. Y recuerdo que estaban medio pasados, en realidad era un engrudo vomitívo. Pero me los comí igual, porque mi mujer se ponía loca si le despreciaban la comida y no me iba a dejar salir. Así que después de cenar, me encontré con mi comando para comenzar la actividad, que consistía en sembrar con miguelitos las principales calles de Barracas. Ponga miguelitos con minúscula, porque con mayuscula es el plural de Miguelito, y esto puede dar lugar a confusiones cuando se escriba la historia. En cambio, miguelitos, con minúscula, son unos alambres con punta, doblados de tal manera que siempre caen parados, y se usan para pinchar las gomas de autos y colectivos que pretendieran carnerear el paro. Y le dicen miguelitos porque...¿porqué carajo le habrán puesto miguelitos?...
Los llevábamos en unas bolsas de papel en cuya base tenían un agujero, de manera que fueran cayendo a medida que caminábamos, disimuladamente, por la avenida Entre Rios. Y me acuerdo que era la avenida Entre Rios porque por ahí pasa el 37, que iba de Lanús a Palermo, y viceversa, y porque en un colectivo 37, conocí a mi mujer una tarde del mes de marzo, no, miento, fue en julio, cuando yo me compré esa corbata roja que me quedaba tan bien y la sedujo. ¿Qué le estaba contando yo?... A sí, que estábamos sembrando miguelitos, con minúscula, cuando se nos acercan unos chicos que venían corriendo al grito de .--Señor, señor, se le caen los clavitos. - y nos entregaban los miguelitos que habiamos tirado. Primero pensamos que no sabían que estabamos haciendo la revolución, pero luego investigando, descubrimos que la CIA había utilizado los grupos de choque de los Boys Scout para abortarla.

                              neco perata


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com