QUE EL INFIERNO SE LOS LLEVE A TODOS.

Por Benjamin.J.Green
Enviado el 04/07/2014, clasificado en Varios / otros
280 visitas

Marcar como favorito

Malditas sean las ganas que tengo de pasearme tan temprano

por el portillo de la animas.

Funesto y macabro umbral, que todos hemos de contemplar una

vez en esta vida, aun a sabiendas que sera la ultima.

Dicen que a la hora de los espíritus, ahí despacha san pedro repartiendo

a diestro y siniestro, infiernos y paraísos, maldita sea su estampa, para

el quisiera yo, el verse en mi piel, en tan mala hora.

No quiero ser conducido maniatado a la antesala del purgatorio o lo que

sea que me espera después, tampoco estoy de acuerdo con mi retiro de

esta vida en contra de mi santa o maldita voluntad.

Dicen que soy un asesino, que debo pagar mi pena, primero en la tierra

y después en el mas allá, claro que eso lo dicen los que presuntamente

están del lado de dios.

Embusteros malnacidos, ninguno de ellos podría salvarse, por menos

de quinientos años de purgatorio y al que avian es a mi, mala vejez les

de el diablo a todos.

En cuanto a dios, para el quisiera yo semejante caterva de corruptos y 

codiciosos, capaces de extraer oro de las palabras, supuestamente

divinas y libres de impuestos.

Mas me rio de sus creencias, si ha de haber alguien en ese mas allá, ya

tendré con el unas palabras si es menester, sobre el asunto que ahí

me ha conducido.

Todo porque atufe la vida a unos sabiondos, vocingleros y maleducados,

que se las deban de matasiete y perdonavidas.

Malas penas les de el diablo en el infierno, que cuando llegue el momento,

volveremos a vernos o así lo espero y juro que volveré a darles muerte como

perros que son y que el maligno y sus demonios, mi alma se lleven,

si pueden.

Dicho esto, ahora que mi vida esta a punto de abandonarme gracias a la

justicia del rey, de lo cual me siento muy orgulloso y complacido, ya que se

me van a llevar por delante, por lo menos, que sea la justicia real, no la

de cualquier juececillo de pacotilla.

Y así podre demostrar ante este rey, a falta de uno mejor, como bien muere

un caballero español.

Don Benjamín de jordanes y montoros.

Caballero de la orden de valdeiglesias, hidalgo y cristiano viejo.

En el 5 de julio del año 1826 de nuestro señor.

EPITAFIO:

Por mi honor muero

Y mi sangre derramo

Mas no estoy dispuesto

A que me hablen alto


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com