Bar Route 13

Por IreneMF
Enviado el 05/07/2014, clasificado en Varios / otros
394 visitas

Marcar como favorito

El bar Route 13 se encontraba abarrotado de gente.  En una vieja  y enorme gramola sonaba una animada canción de Chuck Berry, mientras  algunos jóvenes sonrientes y rebosantes de felicidad bailaban al son de esta.  En la sala de juegos, se podía escuchar el estrépito de las carcajadas de  los muchachos  al jugar al billar o a la diana.  En la barra, las camareras no paraban de sonreír mientras servían  las copas a sus animados clientes. Todos parecían estar contentos. Embriagados de una extraña alegría y felicidad, que era absorbida de inmediato al entrar por la puerta de Route 13.

Sin embargo, a Richard le era imposible poder disfrutar de esa alegría eufórica y generalizada que se gozaba en el estridente bar.  Sus ojos de color azul intenso,  miraban con profunda  tristeza a un vaso de wiski medio vacío mientras intentaba con bastante dificultad, que sus lágrimas no comenzaran a discurrir por su cara . Se sentía hundido, abatido, e incrédulo ante su  repentino despido en la gran agencia de cobros Erickson. ¿Cómo habían osado despedirle?.  Había estado trabajando durante diez largos años como un mulo, para ineptos y exigentes jefes. Estancado en un mismo puesto año tras año , adherido a la vana esperanza de que sus constantes esfuerzos llevarían a un muy pronto ascenso.  Un  ascenso que jamás  pudo disfrutar en  la agencia Erickson.

De un sorbo, Richard terminó su copa de wiski. Seguidamente pidió otro a una bonita y simpática camarera de ojos castaños  y cabellos rojizos , quien se lo sirvió de inmediato con una amplia y radiante sonrisa.  Richard, intentó devolvérsela , escondiendo su evidente tristeza, y aunque no supo si finalmente consiguió que sus labios dibujaran algo parecido a una sonrisa, la camera le respondió con un pequeño  y sexy giño.

Comenzó  entonces a beber de su nueva copa .  Seguidamente encendió un cigarrillo.

-              “ Tabaco y alcohol ,  lo mejor para ahuyentar la tristeza “ – pensó mientras se pasaba con resignación una y otra vez las manos por la cabeza -.

Richard, siguió bebiendo y fumando, ajeno a todo lo que le rodeaba. Su  mente no percibía aquella música ni aquellas risas, ya que en su cabeza, solo había sitio para un único pensamiento :

 

-          “ ¿ Por qué a mí?.  ¿ A caso no hice todo lo posible para complacer a esos cabrones?". 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com