Un singular muy plural "nos conocimos"

Por Alba
Enviado el 26/11/2012, clasificado en Amor / Románticos
484 visitas

Marcar como favorito

NOS CONOCIMOS.......................2006

3 de Septiembre del 2006

 Había contestado a un anuncio encontrado en Internet que decía “la vida me ha arrebatado a mi compañera y esta soledad es inaguantable”.

Por aquel entonces yo buscaba un faro para perderme en él, y contesté “ambos estamos muy solos y tristes ,deberíamos darnos una oportunidad”,

Nos intercambiamos los correos e inmediatamente ,teniendo la oportunidad, decidimos conocernos.

Quedamos en Zaragoza, en el Corte Ingles, tras varias llamadas para localizarnos conseguimos el encuentro. Yo conducía un Hundai blanco y le recogí, juntos fuimos a aparcar el vehículo.

Físicamente no nos gustamos ninguno de los dos, pero ambos estábamos muy necesitados y dispuestos. A mi me despertó toda mi ternura, a grandes rasgos nos contamos cosas muy significativas de nuestras vidas y sin decir, si volveríamos a vernos o no, él propuso: “deberíamos irnos cada uno a su lugar por tal de llegar con buena hora a casa”.

Me acompañó hasta la salida que debía de tomar yo para estar encarrilada dirección Barcelona y nos dijimos adiós con la mano. Lloré casi hasta llegar a casa, yo ya sabía que quería volver a verle.

Por la noche nos llamamos para ver que tal había resultado el viaje y así hablamos todos los días hasta programar un nuevo encuentro para el 12 de Octubre.

La ilusión me invadía, en aquel entonces ni podía imaginarme lo que llegué a amarlo.

De repente, lo era todo para mi, mis ganas de vivir.

Llego el 12 de Octubre, día del Pilar ,santo de su madre. Este viaje lo realice en tren, llegué aproximadamente a las 13.30 horas a Pamplona, él comía con sus padres e hijos en Sos y apareció sobre las 17.00 horas.

Habíamos reservado un turismo rural en el país vasco, mas o menos a 2 horas de viaje, primer viaje juntos en un coche, los nervios a flor de piel, la incertidumbre.

Nuestras pieles se amaron por encima de nuestros físicos. Disfrutamos mucho ese fin de semana observándonos, hablando, paseando, comiendo ,bebiendo, compartiendo con prudencia.

Por aquel entonces yo trabajaba en una administración de loterías y él era jefe o responsable de una serie de empleados, causándole el trabajo mucho estrés.

Él vino a verme a mí para el puente de Diciembre, estuvimos en Vilanova i la Geltrú en el hotel Ceferino, también lo pasamos en grande.

Esa Navidad la pasamos separados y recuerdo un sms que le envié en el que le decía “yo por lo que te echo de menos a ti no quiero ni imaginar como debes tú  de echar de menos a dos mujeres”

En el 2007 su padre desarrollo un cáncer de estomago y siendo que el año anterior él había perdido a su mujer por otro cáncer, intente por todos los medios poner comprensión en el asunto, yo ese año empecé a subir casi todos los fines de semana. Los fines de semana en mi casa desaparecía todo el mundo, era la época en que las hijas jóvenes, el fin de semana era algo que uno no podía dejarse perder, para mi en aquel momento, perfecto ,corría a su lado.

Y es por ese motivo que decidí alquilar una habitación en un piso compartido en Pamplona, para poder hacerle compañía y no tener un gasto de hotel que no podía soportar.

Encontré una habitación en la calle Mayor de Pamplona, por la que me decidí inmediatamente, era el mes de mayo e hice el viaje en el día para poder verla, coincidiendo con una importante intervención de su padre, pude acercarme a verle al hospital antes de coger nuevamente el tren de vuelta.

A la vez que a mí conoció a otra mujer que le encantaba físicamente , ella trabajaba en el laboratorio del hospital, de este modo podía informarlo de la medicación que le suministraban a su padre y para que era.

Según me contaba él, esta mujer tenia una relación muy tormentosa, presuntamente se habían conocido en Marzo del 2007.

Yo subí en dos ocasiones a Pamplona, por sorpresa y, efectivamente, realmente era por sorpresa. Él me recibió pero en todo el fin de semana ya no pude verlo, con lo cual empezaron mis sospechas.

Hábil como dice él que soy con el ordenador, entre en su correo electrónico y encontré un mensaje de esa mujer que decía “Por que no retomamos lo de marzo?”

Para mí fue un sin vivir, para ese entonces ya estaba muy enamorada, hubiera sido el momento de retirarme pero no fue así.

 

Esta es una historia de amor , desengaño, mentiras y he de salir de ella sin tener opción a entenderlo. He amado mucho, muchisimo !

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com