La semimaldad

Por Imperyus17
Enviado el 08/07/2014, clasificado en Reflexiones
357 visitas

Marcar como favorito

Resulta realmente interesante lo poco que sabemos de la realidad del corazón humano, pues realmente esto se consigue hallar mediante la experiencia, aunque nuestra razón y cultura también pueden ser buenos captadores del grado de bondad o de maldad de una persona. Las conclusiones a las que he llegado son resultado de lo que acabo de explicar, así pues, habría tres medidores del rango de bondad-maldad de una persona, estos son:

La bondad: cualidad que poseen un reducido número de personas. Dentro de este apartado tenemos dos sub-apartados.

A1) Bondad pasiva: es la que poseen todos aquellos individuos que no suelen causar ningún tipo de daño físico, mental o psicológico a sus congéneres, pero su bondad es relativa ya que no están dispuestos a ayudar a alguien que esté en un apuro, excepto que sientan algún tipo de relación afectiva por esa persona.

A2) Bondad Activa: es la representación explícita de la bondad, pues los individuos que la poseen no solo intentan tratar bien a los demás sino que también sienten repulsión por cualquier acto considerado malvado y están dispuestos a ayudar a cualquier persona que necesite ayuda, ya sea por haber sido víctima de una injusticia o por tener cualquier tipo de problema. El grado máximo de la bondad sería el ser altruista o empático, este tipo de persona no solo suele hacer el bien, sino que el bien para él es una forma de ver la vida y entender a los demás.

B)     La maldad: defecto que pocas personas tienen. Dentro de este apartado tenemos dos sub-apartados.

B1) Maldad de pensamiento: es la que poseen aquellos individuos que desean el mal a los demás sin una causa aparente, pero que no tienen el interés o el valor para hacerles ese perjuicio ellos mismos.

B2) Maldad de obra: es un defecto propio de los psicópatas, pues son personas que cometen actos miserables simplemente por placer y en muchas ocasiones llegan a justificar sus actos a pesar de reconocer que disfrutan al consumarlos.

C) La semimaldad: Rasgo definitorio del género humano, pues lo posee la mayor parte de la gente. Las personas semimalvadas tienden a pensar o cometer tan pronto un acto bondadoso como uno malvado y generalmente viven en el engaño de encontrarse en uno u otro extremo, pues realmente se caracterizan por ser egoístas e interesadas.

La maldad y la bondad son diferentes para unas u otras personas, no obstante, podemos usar nuestro criterio personal para clasificar a cada persona en una de estas tres categorías.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com