Descuido

Por A.Gitión
Enviado el 10/07/2014, clasificado en Microrrelatos
346 visitas

Marcar como favorito

Comenzó a llover copiosamente, las aceras salpicaban con insistencia los pantalones vaqueros de Ruth. Después de un día duro, no deseaba llegar a casa calada y con frío; mal final para un mal jueves.

Nacho abrió el portal y salió a la vetusta escalera; apenas un par de segundos después, se oyeron los tacones iniciar el ascenso de las tres plantas. La simpática anciana del segundo, una sonrisa, una caricia, un beso… un delantal y un penetrante perfume de besugo al horno ansioso por mirar a los ojos. –“Siéntate, yo traigo el vino”. –“Gracias amor… ¿no huele a gas?”. Explotó.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com