El alunizaje (2a parte de 2)

Por cclecha
Enviado el 10/07/2014, clasificado en Humor
383 visitas

Marcar como favorito

- En cambio nosotros vamos a tener lo que nos corresponde y merecemos. Has de tener las cosas claras, nosotros no somos como ellos, y nosotros tenemos eso que hay que tener! Venga, basta de charla… vamos para allá.

- ¡Espera, espera! –dijo de forma inaudible el “GPS”.- ¿Y la alarma? ¡Nos hemos olvidado de la alarma de la joyería!

- Venga, venga… no pierdas el valor ahora…. ¿Qué esperabas,¿que nos desconectaran la alarma para que atracáramos con comodidad? – dijo el “Chatarrero con una sonrisa irónica.- Te voy a contar lo que va a pasar: la alarma se va a disparar y retumbará de manera infernal por las calles de Barcelona. Entonces estos pobres mendigos saldrán cagando leches y corriendo como pobres diablos, mientras que tú y yo permaneceremos serenos en nuestras posiciones. Justo tendremos dos minutos para vaciar todo lo que podamos en los sacos y salir a todo correr hasta el coche aparcado. ¿Lo has entendido?

Justo acababa de hablar, cuando arrancó el coche con fiereza, lo subió a la acera, y apretando el gas a fondo empotró el coche en el escaparate de la joyería como si fuera de mantequilla.. “Uuu,io, io, io, uuu”, empezó a tronar la alarma…

-Rápido, bajemos del coche- dijo el Catarrero intentando inútilmente abrir la puerta de su lado que se había quedado atrancada por la colisión- ¡Joder no puedo! ¡Se ha atrancado la puerta! ¡Por tu lado, bajemos por tu lado!

- No puedo- dijo del GPS con un hilillo de voz- te has metido justo al lado del muro de la joyería no tengo espacio para bajar.

“El chatarrero”, viendo lo peluda de la situación, puso marcha atrás y aceleró a todo gas para intentar salir de aquel embrollo… las ruedas empezaron a patinar y con el amasijo de cristales rotos, las ruedas empezaron a reventarse una a una, como si de una traca valenciana se tratara. Por un momento no supo qué hacer y menos cuando vio que justo por el lado de su puerta atrancada, por la única que había paso libre a la joyería, los infectos sin techo del cajero automático, entraban velozmente al establecimiento y empezaban a llenar de joyas unas mochilas mugrientas que llevaban. “El chatarrero” por un momento se quedó completamente en blanco, como paralizado… y más cuando el tercer mendigo, el borracho, se había levantado del banco y medio alegre, medio mareado, entraba bamboleándose pacientemente a  la joyería, a rebañar lo que pudiera.

Ya habían pasado más de los dos minutos que se habían dado de tiempo los dos amigos para efectuar la operación. Los mendigos ya se habían dado a la fuga y ellos dos seguían allí dentro atrapados en aquella  mortal ratonera. De repente el “GPS” salió de su nebulosa mental y exclamó

-          - Rápido a los asientos de atrás, salgamos por el portaequipajes. -En un ademán veloz, el “GPS” estaba bajando los asientos posteriores y sacando la bandeja de la puerta trasera…con el destornillador que siempre llevaba encima, hizo saltar en un plis-plas la cerradura…

El “GPS”, afortunadamente ya estaba fuera del coche… pero el “Chatarrero” seguía en estado de shock en el asiento de delante.

-¡Venga, rápido, baja! ¡Hostia, que te pasa, baja de una vez! – Chillaba el “GPS”, mientras la alarma chillaba de forma cada vez mas histérica

Como no reaccionaba, se colocó justo a la altura de la ventanilla donde se encontraba el “Chatarrero” y le largó una monumental patada a la ventanilla. Al parecer, esta vez sí despertó de su opiáceo sueño y como aterrizando bruscamente de una pesadilla, dio un bote y salió como gato escaldado por el portón trasero del coche.

Una vez los dos en la calle, corrieron a toda pastilla, completamente alocados, sin dirección precisa y olvidándose completamente del coche que habían dejado aparcado para la fuga.

 

Al día siguiente en el “Glamour” volvían a dar las noticias en TV5. La misma presentadora monina del día anterior, cubría la noticia.

“Un nuevo atraco por el conocido método del alunizaje en una prestigiosa joyería del Paseo de Gracia. Los detectives de los Mossos d'Escuadra valoran la profesionalidad con que se llevó el atraco. Los ladrones lo tenían todo muy bien planeado y sabían lo que se hacían. Se sospecha de una banda Albano-Kosovar especialista en este tipo de atracos y dotada de una equipamiento muy sofisticado.”

 

 

 

 

 

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao