REFLEXIONES ACERCA DE LA VIDA

Por dapiso
Enviado el 13/07/2014, clasificado en Reflexiones
556 visitas

Marcar como favorito

 

 

                                REFLEXIONES ACERCA DELA VIDA

 

-       Había algunos, que su mayor conquista, sería la aniquilación del prójimo.

-       Había vidas tan carentes de sentido, que siempre se entrometerían dónde nadie quería meterles.¡Y vaya para echarles!.

-       Que había gente, que cómo no se podía ganar el respeto, intentarían imponer el miedo. Pero con el miedo tampoco podrían llegar muy lejos.

-       Había gente, que sería todo lo mala que podía ser y en eso estribaba su extraña grandeza.¡Menuda, gloria la de algunos!.

-       Hay quien te halagaría mientras todo te fuera bien, esperando verte caer y ocupar tu lugar.

-       Hay historias de amor, que sólo pueden residir, en la negación del existir.¡Menudas historias de amor!.

-       Que querer a quien no te quiere, podría ser igual, a no quererse.

-       Que si uno existiera otros dejarían de ser lo que no son o no pueden ser.

-       Que habría disputas de poder, por imponer un criterio que bien podían considerarse la de la razón o de la sinrazón y peores cosas.

-       Hay quien se dedicarían a comprometer y cargar el muerto a todo aquel que podía.

-       Hay historias de amor que acabaron en la mayor de las perversiones.

-       Que habría cosas, por las que habría que pagar imperiosamente, para que se hable de alguna justicia y un equilibrio.

-       Hay quien se dedicaba a criminalizar sus propios crímenes.

-       Que algunos después de beberse todo el bar, destrozarlo y casi acabar con el dueño del bar, querían marchar sin pagar nada.

-       Había quien se creían con más privilegios y derechos que nadie, lo raro es que nadie podía saber, quien podía habérselos concedido. Y lo peor, aún, es que ellos se creían, en dicha potestad.

-       Había quien no tenía ningún problema en adjudicarse todo lo de los demás.

-       Hay quien podía con todo y con todos y quien lo prometía todo, hasta llegar la hora de la verdad.

-       Que mientras unos se dedicaban a arreglar el mundo otros se dedicarían a acabar él.

-       Que habría que intentaría liderar lo que considerase ganador y adjudicarse todos los méritos y sacar todos los provechos, pero a poco que cambiase la cosa iría a liderar lo otro y actuar de la misma guisa.

-       Que había quien exultantemente y con gran énfasis predicaría, a viva voz, todo lo contrario que se dedicaba a hacer.

-       Que había quien sabría que hacer con todo, otros no sabrían que hacer con nada y otros harían lo peor que se pudiera hacer con todo.

-       ¿Si Pinochet estuviera vivo no tendría que pagar por todo?

-       Había gente que cada vez que le decías lo que habría que decirles se ponían agresivos. Y es que había gente que no querría ocupar nunca su lugar en el mundo.

-       Que había gente que no dejaría intercambiar sus papeles con aquellos que pudiesen adjudicárselos y arrebatárselos. ¡Vaya uno a saber de que feria hablamos!.

 

 

-       Que habría gente, que por más que quisieras, no podía ser conveniente para nadie.

-       Que eran los que tenían un problema de “pequeñez” los que impedían el crecimiento de los demás.

-       Que habría gente que no dejaría de huir de sí misma y otros de estos primeros.

-       Que habría quien era experto en “montajes” lo que no sabemos es si tendría complejo de electricista.

-       Que habría quien tuviera “complejo de fango” y una vez en él nadie podría salir sin enfangar y algunos no podrían salir ni con vida.

-       Que para una cosa ser, tendría que cumplir las funciones, para poder ser.

-       Que algunos sacarían a uno del mundo para meterse ellos.

-       Que los habría que se dedicarían a crear cortinas de humo para que no se viera los incendios que ellos mismos provocaban. Y luego sino a hacer responsable a otro del incendio, mientras se quemaban a los que ellos mismos provocaban el incendio.

-       Que algunos no les podías hablar de ética porque no sabían ni que existía. Aunque tampoco habría que saber de una ética para saber de un mal imperdonable.

-       Que había gente muy amiga de buscarse importancias, lo triste, es que estas tuvieran que ser las peores y en lo que no tuvieron que haber residido nunca. Y creerse ellos autoridades, que no dejaban de contradecir toda justicia y atentar contra el sentido común.

-       Que si aquellos que no pudieron lograr lo que otros si pudieran y se dedicarían a guerras absurdas para acabar con todo aquello que fuese provecho de otros, cuando no podría ser en beneficio de todo o de todos, acabaríamos por convertir el mundo en una auténtica pobreza y miseria humana.

-       Que los había muy dados a hablar del valor y de montar batallitas, los mismos que no habían enfrentado ninguna, de las que tiene que enfrentar un hombre, a lo largo de su vida. Y claro luego pasaría buscando guerras dónde no existían, en principio o no deberían haber existido nunca. Pero, sólo podrían ser guerras con lo que siempre debería haber defendido. Y claro, eso exigía, un verdadero valor.

-       Que algunos podrían sentirse culpables y arrepentidos por cualquier cosa y otros por grandes que fuesen sus delitos, se sentirían y obrarían, cómo el mismo Pilatos.

-       Los preceptos del cainismo.

-       Que algunos para buscarse, una notoriedad, serían capaces de lo peor.

-       Que para evitar males mayores habría de haber castigos. Y más para quien no entiende de su castigo.

-       La inteligencia debería corresponderse con un obrar.

-       Que algunos se ampararían en cualquier disculpa para hacer todo aquello que no se podía hacer.

-       Que hay quien se dedicaría a buscar miserias luego las miserias serían las de uno.

 

 

 

 

 

 

 

 

-       Que para hablar de una verdadera justicia deberíamos salir todos a la palestra, que los palos que le de la vida, a nadie, recayesen sobre quien menos debe ser. Que haya una correspondencia entre quien en realidad, es uno, y lo que hace o se dedicó a hacer durante una vida y lo que debería ser la consecuencia de todo ello.

-       Que atacar a alguien porque se tiene envidia es cómo el que viola a una chica por llevar minifalda. Podríamos poner por caso.

-       Que nadie debería responsabilizar, a alguien ajeno, de lo que uno siente o le hicieron sentir.

-       Que nunca debería verse, a los descendientes, cómo “un negocio” para uno.

-       Que quien no quiere a sus vástagos con toda certeza no quiere a nadie.

-       Que había gente, que su máxima aspiración, al no poder flotar su barco, sería hundir barcos.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com