CAMINANTE PERDIDA

Por Benjamin.J.Green
Enviado el 17/07/2014, clasificado en Varios / otros
565 visitas

Marcar como favorito

Después de este azaroso y largo camino he llegado al lugar que buscaba, para

encontrarme con la realidad, me he pasado toda una vida detrás de un sueño

que no era mas que un espejismo, alimentado por mi absurda imaginación y mi

tonta esperanza. Aquí no hay nada para mi, solo un desierto donde ni las

alimañas quieren vivir, polvo de eras, que la brisa pasea de un lado para otro, en

una danza sin fin. Me acabo de dar cuenta de que la vida me ha mentido y

engañado como a un pardillo, y yo que creía que estaba de mi parte.

No tengo mucho mas tiempo que perder buscando, tendré que quedarme aquí y

intentar cultivar este árido suelo, que el viento se va llevando lejos poco a poco.

No se muy bien por donde empezar, aunque lo principal es atraer a la lluvia,

tendré que hacer un baile mágico, pidiendo al cielo nuestro padre, que fecunde

con sus aguas amorosas a la tierra y después arañarla con mis uñas de

acero,para plantar un futuro y poder recoger una cosecha. Demasiado trabajo

para un hombre solo, pero quien querría vivir aquí conmigo en medio de este

desierto olvidado de la mano de dios.

Pero me gustaría que cuando el tiempo tiña de plata mis negros cabellos, no

estar solo, esperando y recordando, tener un regazo donde apoyar el alma y

que una sonrisa, aunque sea cansada, alumbre las noches frías de los inviernos

que me quedan por pasar. Puede que los días de recorrer caminos para mi hayan

terminado, mis pies se niegan rotundamente a volver a bailar con los horizontes

cambiantes y lejanos, así que esta es mi ultima parada y aquí construiré, mi

ultima morada.

Caminante perdida en los tiempos de una vida, si el futuro escasea allá donde

caiga tu mirada, aquí hay un lugar donde podrás descansar tu alma, hay fuego

en el hogar y poemas por escribir en la poca piel que queda. No puedo ofrecer

mucho mas que compañía y si lo deseas la poca ternura que aun me queda, algo

de comida y algún que otro pequeño sufrimiento.

Vivo donde se acaban los sueños, doblando a la izquierda después del sol

naciente, no te puedes perder, solo sigue la luna después del ocaso y a la

mañana nueva estarás donde crece el olvido y la soledad, ahí veras a lo lejos

una casita, donde te estaré esperando....Por favor no tardes mucho que las

noches empiezan a alargarse y el frio invade el páramo donde vivo, a la par

que mi corazón.

Benjamin.J.Green


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com