El Poder del Destino

Por norahs otrebla
Enviado el 19/07/2014, clasificado en Amor / Románticos
773 visitas

Marcar como favorito

Estaba llegando a un momento de la vida en donde nada era importante ya, en donde mis amigos simpre me preguntaban que me pasaba, a lo que siempre les decia:

- No tengo nada, solo es cansancio.

a lo que ellos ni yo creiamos que fuera asi, entonces Juan un amigo me dijo:

-Leo vamos a una disco, te ves muy desanimado,¡Dale! yo invito

-Pero...- Decia titubeano para sacar alguna excusa, peor al final no encontre-¿porque no?

-Esa es la actitud Leo, nos vemos en la latinobar que queda a tres cuadras de mi casa.¿la conoces?

-Claro, alli...

-Leo, ha pasado bastante tiempo debes superarlo ya.

-Aun no... Se que ella.... Agh

Al final hubo un silencio que impidio que Juan terminara la invitacion, aunque yo ya predecia la hora.

Llegue a casa y me arregle, me quite el traje de trabajo y me pegue una ducha, me anime bastante asi que me afeite, cuando sali del baño me dije a mi mismo -"hoy será una gran noche"- para animarme, lo cual logro.

Me diriji a mi armario de donde saque la mejor camisa y el mejor pantalon que tenia, despues de cambiarme me eche en el cuello el perfume mas fino que tenia, el cual no usaba desde que... Bueno les contaré que paso con mi esposa:

A ella la conoci en el latino bar al cual me dirigia hoy hace mas de cinco años. No soy alguien feo, o eso es lo que parece al ver la cantidad de mujeres que se sienten atraidas hacia mi; bueno ella estaba de un vestido rojo ajustado, me dije a mi mismo-ella es la mujer que quiero- le iba a gastar una cerveza pero ella no me la acepto, prefirio tomarse un cosmopolitan, lo cual no le negue...

Ya son las siete, deberia estar en el bar, para otro momento les sigo contando lo que paso con ella.

Cuando llegue al bar Juan ya me estaba esperando para entrar, estaba acompañado de una mujer, el no era casado asi que me di cuenta que era una de sus "amiguitas", a lo que Juan me dijo.

-Ey Leo pensaba que ibas a traer una amiga, perdona

-No tranquilo, la verdad pienso conocer a alguien aca

-Esa es la actitud

Entramos al latinobar a lo cual nos hicimos  al frente del meson de servicio. La disco era muy bonita, estaba adornada con acetatos (de esos discos viejos) con nombres de cantantes famosos como Julio Iglesias, El binomio de oro, fruko y sus tesos, entre otros los cuales no conocia, y de iluminacion estaba genial sus principales colores eran los rojos y azules, pero tambien alumbraba amarillo y verde, propio de algo latino.

Juan pidio tres cervezas y empezo la fiesta. Aunque estuve sentado la mayoria de la noche.

Era media noche y en mi mesa llevaba 5 cervezas, algo que no me alteraba ni me entonaba, cuando vi en la barra a una mujer mona y con un vestido rojo(no podia creer la coincidencia, pero no me alarme), y dije-Es ella- no podia creer el parecido que tenia con... ¡Con ella!.

Me diriji a la barra y le hable

-Hola, ¿como estas?

-Bien gracias- dijo con una sonrisa de oreja a oreja, era hermosa, ojos azules, una cara triangular, pero muy definida.

-Jajaja- me rei estupidamente- ¿te puedo invitar una cerveza?

A lo que quedo mirandome con una mirada estimulante y profunda que hacia que me atrallera mas hacia ella

-Si me vas a invitar algo que se note que tienes clase,¿ me puedes invitar un coctel?

-Claro, tu dirás cual quieres-a lo que llame al bartender y dije- Sirvele lo que ella pida que corre por mi cuenta.

-Dame un cosmopolitan

¡¿QUEEEE?! pense, es algo del destino, una mujer bella de traje rojo, que prefiera un cosmopolitan como Alejandra... Bueno les terminare de contar mi historia con Alejandra, así se llamaba mi difunta esposa.

Despues del cosmopolitan empezamos a bailar, me acuerdo muy bien la cancion era una bachata, era la canción de un grupo conocido por su gran música... Aventura, y la canción era obseción. en fin luego de bailar empezamos a conectarnos  a lo que cerca de las 2 de la mañana me dijo -oye me tengo qe ir, pero mira te dejo mi número,y me llamas luego ¿vañe?- despues de esa llamada salmos por dos años, y terminamos casandonos. Duramos tres años casados, hasta que aquella mañana salio por el desayuno y un hombre de la borrachera del dia anterior la atropeyó...

-¿Como te llamas?

-Leonardo, pero todos me dicen Leo-respondí- ¿y tu?

-Me llamo Valentina

Bueno algo que no era coincidencia

-Que bonito nombre le dije

-Gracias 

-¿Porque estas acá?- le pregunté

-Una amiga vino con su noveio y dijo que el traeria a un amigo, mira es ella-Estaba señalando a Juan y a su novia, no podria creerlo, era cierto, sabia que Juan tenia un as bajo la manga pero no pensaba que fuera un as tan lindo.

-Pues yo soy ese amigo- le respondí-¿quieres bailar? 

-¡No te creo!jajajajaja, dale

Llegamos a la pista de baile y empezo aquella canción... Obsecion de aventura.

Esa fue la primera vez que sentia el poder del destino despues de cinco años sin sentir aquella magia, ¿lo que viene despues?, eso aún no lo sé, lo unico que se es wque nada esta escrito en la vida,  así que sal no te encierres, que alguien afuera esta esperando por ti.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com