Lluvia

Por Aradia
Enviado el 05/08/2014, clasificado en Adultos / eróticos
18453 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Todos los días con el paraguas de un lado a otro y con lo que llovía me lo dejé

olvidado en casa, intenté no mojarme demasiado al salir del coche pero al llegar al gym ya

estaba empapada fui directa a los vestuarios,donde revisé mi mochila pero no tenía ropa de

deporte seca, me quité la ropa y colgué la camiseta y el pantalón sobre la puerta de las

duchas, con el secador de pelo intenté secarla pero estaba demasiado empapada. En voz alta

maldecía por no acordarme de revisar la mochila, mientras soltaba varias palabras

malsonantes no me di cuenta que alguien había entrado al vestuario. Me giré sobresaltada al

escuchar cerrarse la puerta y vi a mi profesor de spinning parado de pie, con una mano sobre

la cadera y una mochila sobre un hombro. Mi cara se volvió un arco-iris al acordarme que

aun estaba en ropa interior, el dejó caer la mochila por su brazo hasta el suelo mientras me

miraba fijamente y sin dejar de sonreír se acercó despacio hasta quedar frente a mi,-vaya

creo que si no te vistes pronto y te secas el pelo pillaras un buen resfriado-mi cara había

quedado a la altura de su pecho y sin levantar la mirada respondí- no traje ropa de repuesto

estoy esperando que se seque la mía- al decir esto él miró mi ropa y dio media vuelta en

dirección a su mochila, sacó dos prendas y volvió hacia donde yo estaba, sin dejar de

mirarlo mi respiración se aceleraba al mismo tiempo que el avanzaba, cogió la sudadera que

traía y comenzó a ponérmela, mientras el lo hacía no pude apartar mi mirada de sus labios

sin darme cuenta el se acercó me dio un suave y delicioso beso,fue ahí que caí presa de su

boca...Es riquísimo, tiene unos labios carnosos y un rico movimiento de lengua,

rápidamente las cosas se volvieron cada vez más candentes... sus manos empezaron a subir

por mi cintura bajo la ropa, acariciándome misenormes pechos... con los que él quedó

encantado de tocar… y yo de ofrecérselos. Seguimos apasionadamente besándonos cuando,

decidió hacermas cómodo el suelo con un par de toallas para acostarnos en él...me quitó la

sudadera... mi sostén... él estaba arriba de mi haciendo movimientoscon las caderas

mientras me decía que me quería tomar... yo enseguida afirmé con la cabeza y el sonriendo

bajó su boca hasta uno de mis pechos, mientras lo chupaba y tiraba del pezón con sus

dientes su mano bajaba hasta mis piernas haciendo que las abriera para él encajarse sobre

mi, me agarro de la mano posándola sobre su entrepierna por encima del pantalón, notando

como lo tenía ya de duro se lo acaricié suavemente, subió su boca hasta mi cuello y mientras

me lo besaba bajó su mano por mi vientre hasta llegar a mis bragas, me acarició por encima

de ellas notando como estaban tan húmedas como yo,se puso de pie frente a mi diciéndome

que le apretaban los pantalones los cuales se quito junto a sus bóxer dejando su pene erecto

frente a mí, enseguida lo tuvo totalmente empalmado, volvió a agacharse quedando de

rodillas entre mis piernas y separando mis cálidos labios vaginales posó su boca sobre mi

clítoris, eso hizo que arqueara mi espalda entre mis primeros gemidos al sentir su lengua

jugando con el centro de mi placer,al notar mi ya entrecortada respiración se colocó de

nuevo sobre mi y puso su pene a la entrada de mi vagina, sentí como poco a poco se iba

abriendo paso dentro de mi, yo alcé mis caderas hacia el para sentir mas profundidad lo que

provocó que el me respondiera con una fuerte embestida,agarró mis manos sujetándolas

a cada lado de la cabeza con las suyas, comenzó a bombear dentro de mi con fuerza, yo

rodeé su cuerpo con mis piernas, gritaba de puro placer... cuanto mas gemía mas profunda

era cada embestida,de pronto paró sus movimientos cuando mi cuerpo comenzó a agitarse,

soltó mis manos y quedando otra vez de rodillas ante mi agarró mis caderas para seguir

penetrándome con fuerza,al tener las manos libres con una agarré mi pecho apretándolo y

la otra la bajé hasta mi clítoris, trazando círculos con mis dedos al mismo ritmo que el se

clavaba en mi, esto hizo que el orgasmo no se hiciera esperar y llegó en forma de pequeños

espasmos en el vientre, acompañados de mis ahogados gemidos y jadeos acompasados,

dándole la bienvenida...su ritmo no paró hasta que quedó de nuevo sobre mi, mientras me

mordía los pezones siguieron numerosas embestidas hasta que sentí su semen caliente

brotando dentro de mí.

Segundos después de haber permanecidos uno al lado del otro recuperando la respiración,

mirándonos con complicidad, nos dimos prisa en vestirnos,la próxima clase estaba a punto

de comenzar...y yo estaba como loca por lucir su ropa encima de la bici...


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com