VALENTINA (PRIMERA PARTE)

Por RAZÓNYCORAZÓN
Enviado el 29/07/2014, clasificado en Reflexiones
263 visitas

Marcar como favorito

Desde muy pequeña, supo que tenía que ser la mejor, aprovechar la oportunidad que Dios le había brindado. Valoraba el esfuerzo desmesurado de sus padres, cuyo objetivo había sido que su hija tuviera la oportunidad, de algún día, entender el significado del verbo vivir.  Se lo propuso y lo consiguió.  Era la señalada, la distinguida, la que no dejaba indiferente a nadie. Su belleza, su valentía y su constancia hacían de ella un ejemplo a seguir para las nuevas generaciones. Cautivaba las miradas de todos los chicos de su pueblo, que prisioneros de sus propias vidas, trabajaban de sol a sol para no hundirse en la inmensidad de la miseria. Sabían que ella no era para ellos, no estarían a la altura. Lo único que les quedaba era avanzar en el camino que Dios les había marcado,  con la esperanza de, el día de la despedida, dejar el mundo con la misma tranquilidad que lo harían los padres de la joven.
Valentina entendía que aquello se le quedaba pequeño, no quería que el esfuerzo fuera en vano. Quería proporcionar a sus padres el bienestar que se merecían. Le aterraba pensar que podría vivir como el resto de mujeres que la rodeaban, trabajar sin consuelo y criar a unos niños, que recibirían el mismo final. Sería difícil, pero había que hacerlo. Creía en el destino, pero entendía que éste no era más que el resultado de aquello por lo que había que luchar, el esfuerzo del presente por la recompensa del mañana. La salvación era marchar. Quería acariciar con sus propias manos aquello que escuchaba de los que regresaban. Quería navegar por nuevos mares. Conocer sus propios límites. Quería caer y levantarse, avanzar con esfuerzo,  tener algo que contar a sus nietos cuando llegara el momento. Estaba convencida de que ser equivalía a creer, a sentir. Ser era respirar sabiendo que nadie saldría perjudicado, era tener a quien te abrazara con el corazón. El objetivo de cualquiera en esta vida tendría que ser que su ausencia provocara un un vacío en el mundo. Ella quería causar ese vacío, que la muerte no significara el final, quería que su nombre sonara entre la gente con palabras de admiración detrás.

http://larazonadolescente.wordpress.com/


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com