01.30 am

Por j. wallski
Enviado el 05/08/2014, clasificado en Varios / otros
930 visitas

Marcar como favorito

La cosa estaba bien jodida, eso lo tenia claro, no había nada mejor que hacer que pararse a pensar en algún tipo de mierda hedonista. 

 

A todo esto, la chica, si, LA CHICA, de los bucles dorados entró en la sala. Demasiado hipster para el pub, demasiado poco hipster para los culturetas de barra y cuarentones pseudointelectuales que se encontraban haciendo acto de su jerga absurda en pos de conquistar alguna otra cuarentona caducada o alguna jovencita ávida de alguna experiencia real mas allá de sus chats a deshoras con algún que otro idiota sin vida como ella.

 

En cualquier caso, ahí estaba yo, haciendo como que escuchaba alguna de esas historias autocompasivas fruto de la falta de autoestima que sufre mi colega, cuando de repente las miradas se cruzaron, y si, sonará a puto cliché, pero tenia la sensación de conocerla, quizás en otra vida, y ella a mí. Si , LA CHICA, la de los bucles hipsters sacados de una portada sesentosa, me conocía, lo notaba, lo sabía.

 

Y gilipollas de mi si no lo notaba, en cuestión de un minuto ya había vivido mil historias de carretera, sexo loco, hijos y toda clase de mierda metaromántica cuando mi colega dice.

 

-       Si tío, total , que al final vamos a tenernos todos que ir de putas. Eh?

 

Y os juro que a partir de ese día odio un poco mas a mi colega, a los bucles, los culturetas, y a lo insustancialidad de la rutina de cualquier idiota que como yo se dedica a escuchar mierdas los fines de semana en algún bar a sabiendas de que lo mismo no vuelvo a ver a esa pava en mi vida.

 

Y eso sí que jode.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com