UN MISTERIO IRRESOLUTO

Por neco perata
Enviado el 07/08/2014, clasificado en Humor
552 visitas

Marcar como favorito

UN MISTERIO IRRESOLUTO

No se si habrán notado que me puse una media blanca y una negra, por eso antes que alguien diga.-Che, te vestiste a oscuras ?... Y se cague de risa, me adelanto a decirles que fue una desición personal y voluntaria. Más que eso, un acto de denuncia de una situación que venimos padeciendo vaya a saber desde cuando y que nunca enfrentamos, que disimulamos hipocritamente, sin tomar conciencia que esto no solo nos afecta en lo individual, sino que se convierte en una pandemia social, tal vez universal, que trasciende a los humanos, que sufrimos las consecuencias, y fundamentalmente a una etnia tan importante como las medias. Por eso yo podría haber disimulado poniendome una media azul y una negra u otras similares, y así seguir como si nada, pero no, me puse una blanca y una negra, porque creo que llegó el momento de rebelarnos contra esta realidad; que se haga visible, que nadie diga no lo vi, no me di cuenta, no sabía y sigamos siendo complices, por ignorancia temor o lo que fuera, de la desaparición sistemática de las medias. Porque fue esta mañana al vestirme, que busqué un par y no lo encontré, cuando tome la determinación de llegar hasta las últimas consecuencias para dilucidar este misterio irresoluto. ¿ Qué pasa con las medias ?...¿ La continua desaparición de las medias tiene alguna relación con la inseguridad, existe una red dedicada a la trata de medias...es una forma más de violencia de genero...están pasando por una crisis de pareja producto de una relación rutinaria en vínculos no claramente establecidos ?.. Yo, tengo dos cajones para guardar las medias. En uno, el más vacío, guardo los pares. El otro rebalsa de medias solitarias, aquellas que han perdido a su compañera y esperan inútilmente que un día vuelva para dar razón de su existencia, es decir volver a ser una parte integrante de un par de medias en un par de pies, o que en el cajón ingrese una solitaria que corresponda al color y el dibujo de otra, para formar una nueva pareja que de sentido a sus existencias. Porque ellas, como los guantes y los zapatos, solo pueden cumplir su destino funcional en pareja, salvo que su dueño carezca de uno de sus miembros, caso no muy frecuente, pero posible, ante esta posibilidad es aconsejable no tirar las medias impar, ni usarlas para fines espureos, como monedero, bolsa para el cepillo de dientes, agarradera para la cocina, filtro para el café y diversos otros usos que el ingenio popular les da para no tirarlas, uno nunca sabe que le depara el destino, es decir , esta media no he de usar. Uno de los más curiosos usos, lo divulgó un grupo de documentalistas de Travel Channel, en su visita a una tribu africana , a la que visitaron para conocer las causas de ser la que tenía un 50 % menos de enfermos de Sida en la región, y fue que los integrantes de la tribu, no encontrandole uso a lo enviado por una fundación de caridad, que había recolectado medias impares por todo el mundo, las usaban de preservativos. Las medias ya llevan en su nombre el anatema, son medias. Nunca son, ni serán una unidad,una totalidad ni en sus atributos, méritos o defectos. Si es linda, sera media linda, será media grande o media chica, media rota o media sana. Por eso, tal vez, algunos no se cambian las medias, porque nunca están sucias del todo. Una media sola, en realidad es un cuarto.. Y si hablamos de medias tres cuartos esto se hace más trágico aún y les crea un conflicto existencial de no saber, qué carajo son.?...Freud consideró que la terapia sicoanalítica no da resultado con ellas, porque al tener medias madres, el complejo de Edípo es parcial. así como el ego y el inconsciente. Lo que sí está claro es que no nacieron para vivir solas. Muchas, no soportan la soledad y optan por desaparecer del lugar en que estaban recluidas para perderse, vaya a saber donde, en busca de su alma gemela, o en busca se una identidad que nunca encontrarán. Qué triste destino...¿No?...
Mucho se a hablado sobre la sexualidad de las medias. Si bien su nombre pertenece al femenino, no podemos afirmar que entre ellas haya una relación lésbica, queda totalmente descartado, también, por poco científico, que el zoquete sea hijo de ambas.
Volviendo al tema de la desaparición de una de los miembros de la pareja, nos encontramos ante un misterio que no ha sido muy investigado, creo que este es el primer intento serio de una aproximación
a dilucidarlo, sin descartar ninguna hipótesis. No parece ser un acto de infidelidad, donde la mina, digo la media, se fue tras otro amor. Es más posible, que la media en cuestión haya sufrido los rigores de la uña del dedo gordo, más que su compañera. S le hizo una papa en el talón o está tan impregnada de hongos y que su decisión se deba, a una perdida de autoestima o incapacidad para hacerle pata a su compañera. Sabemos que una media quedó sola, pero no sabemos su estado civil; si es soltera, separada o viuda, es verdad que tampoco sabemos si su relación con la faltante fue de esponsales, concubinato, asociación o amistad, pero este no es el problema, parafraseando a Arjona, el problema no es que este sola, el problema es que no sabe porqué está sola. Ahí radica el misterio que nos ocupa y ha preocupado a los usuarios de este impredecible producto. Y el principal escollo que se nos presenta, es que nunca encontramos a una media perdida y tampoco pudimos hablar con una abandonada, porque guardan un hermético silencio. Este misterio no es nuevo, en el siglo XlX, Gustavo Adolfo Bequer, uno de los máximos poetas del Romanticismo en su famosa rima XXXVlll decía:
¡ Los suspiros son aire y van al aire !...
¡ Las lagrimas son agua y van al mar !
Dime mujer, las medias que se pierden...
¿ Sabes tú, adonde van ?...


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com