el purgatorio

Por gabriel
Enviado el 12/08/2014, clasificado en Varios / otros
316 visitas

Marcar como favorito

un hombre se encuentra tirado en el suelo de un desmonte, abre los ojos y ve alrededor suyo un sin fin de arboles frondosos y gigantes. se levanta de a poco como no entendiendo bien que hace ahi y se fija en el horizonte si encuentra algun camino o pasillo hecho por las pisadas de otras personas para seguir un camino.
empieza a desesperarse cuando no logra divisar a nadie de sus seres queridos.
-maria! - grita - mi amor! maria! donde estas!
el hombre empieza a mirar hacia los costados para tratar de encontra aunque sea un animal o un ser vivo entre medio de las plantas y arboles alrededor.
pasea asi unos minutos entre la arboleda hasta que encuentra a un joven de pelo largo. va corriendo hacia el y le pregunta desesperado
-hola! por favor, decime en donde estoy!
el joven lo mira un poco extrañado. no le contesta
-hola!  mi nombre es fabian... hablas en español?
el joven lo sigue mirando y le contesta
-si, hola que tal...
-ah-dice fabian- buenisimo. escuchame, necesito saber en donde estoy, por favor
-ehh, mirá no sé bien en que te referis a que lugar queres estar...
-no, no. por ahi me expresé mal. te comento, estaba tirado en el piso y me desperté aca y...
-bueno eso dicen todos...
-perdon?
-si, eso dicen todos... ya me encontré a mas personas que empiezan de esa forma...
fabian se toma la cara como tratando de encontrar una explicación
-haber- dice fabian- vos me decis que son varias personas que dicen lo mismo?
-si, y la mayoria me los encuentro en aquel lugar. creo vos sos uno de los pocos que me encuentra.
se queda mirando fijo
-vos me queres decir que me secuestraron y me dejaron tirado aca?
-secuestrado? fuiste secuestrado?
-no... no que recuerde...
-que fue lo ultimo que te acordas antes de despertarte?
-me fui a dormir como todas las noches... no creo haber hecho otra cosa..
-ajá... dormiste solo?
-no, con mi mujer. y mis hijos estaban en la otra habitacion...
-bien... a ver, para ayudarte un poco... que fue lo ultimo que hiciste antes de irte a dormir?
fabian piensa y dice:
-creo que habré tomado un té de manzanilla porque me habia caido mal lo que cené.
-ajá... solo eso?
-si... después hablé con mi mujer por unos temas personales... pero que tiene que ver? solo quiero saber en donde estoy y porque desperté acá...
-yo sólo estoy tratando de ayudarte... por los gritos que diste tu mujer se llama maria..
-si, asi es...
-la llambas mi amor?
-si... bueno, es la costumbre..
-si, veo.
-por favor decime en donde estoy asi me comunico con ella para que sepa que estoy bien.
-comunicarte? ja, me parece que va a ser un poco imposible...
-porque?
-mirá, no te llama la atención el lugar en donde estamos?
fabian mira a los arboles
-no.. que tienen de especial? los arboles?
-no ves nada raro?
-no!te digo que no!-lo agarra del brazo al joven- decime de una vez donde estoy! ya estoy perdiendo la paciencia!
-y que vas a hacer si no te digo.
-no sé, estoy muy nervioso y no quiero desquitarme con vos, decime...
-escuchame- el joven le saca del su brazo- te voy a decir donde estas y porque estas acá. viendo que sos un negador y un violento...
-no, no soy violento... es que estoy desesperado.
-desesperado... esa es tu definición personal?
-bueno, perdoname.
-no es el tema de solo pedir perdon... es el tema de evitar pedirlo.
-si, tenes razon. perdon.
-no es dificil decir esa palabra. o si?
-cual?
-perdon
-no, no es dificil.
-hagamos un trato. yo te digo porque estas acá y donde estas si vos gritas varias veces perdon
-no! basta.. quiero que me digas en donde estoy.
-decí perdon varias veces...
-pero...
-no te cuesta nada gritar... estamos los dos solos...
resigando fabian empieza a gritar perdon varias veces, entre el medio de la arboleda y con todas sus fuerzas.
-eso!-dice el joven- gritá fuerte que la punta de los arboles te escuchen!
fabian grita y girta "perdon" en el aire, con toda la fuerza de su voz, on sus cuerdas vocales al maximo, hasta que se desmaya.
cuando se despierta ve que se encuentra en su cama, al lado su mujer llorando en uno de los costados de la cama matrimonial. el se toca la cabeza y ve que en s mano hay una mancha de sangre.
-maria!-dice fabian- que pasó?
maria levanta la cabeza que tenia apoyada en la cama y tenia un ojo morado. lo mira y se va hacia atras asustada. en su mano tenia un velador de porcelana roto y con un poco de sangre. fabian se queda helado por la escena. en la puerta aparece el joven y le dice a fabian:
-ahi está tu amor. ella te golpeó con ese velador en la cabeza en su propia defensa. vos te desmayaste y estuviste a punto de morir. por eso fuiste adonde me habias encontrado. -el joven mira a maria y pregunta- asi amas a la persona que duerme al lado tuyo?
fabian se queda mudo y ve a maria asustada.
-ahora -el joven continua- depende de vos si queres que ella siga en ese estado o recuperar su amor. ella te iba a dar un golpe mas, pero se detuvo cuando vos empezaste a pedir perdon. te pregunto, te quedas o venis conmigo?


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao