Guión FASTIDIANDO A LA SECRETARIA (Parte 9-2)

Por Ignacio_IFC
Enviado el 13/08/2014, clasificado en Varios / otros
344 visitas

Marcar como favorito

Ponto y su mujer salieron de la casa y se montaron en un Passat Azul Oscuro. En unos matorrales cercanos, se encontraba Aguirre vigilando y, mediante las notas de voz del Whatsapp, mando a Iván lo siguiente:
AGUIRRE: Atención, Bigfoot ha abandonado la cueva. Operación Sesión Golfa iniciada.
En una furgoneta aparcada en la acera de enfrente, Iván, Caín y los demás estaban con Esteban, el stripper que habían contratado por 200 euros (Siempre pagando) y, en esos momentos, Iván le decía:
IVAN: Si se te resiste, échale la “burundanga”(Escopolamina) que le hemos pillado al marroquí de la Plaza en la copa que estéis tomando sin que se dé cuenta y así caerá a tus pies. Toma, aquí tienes el frasquito (NOTA: No se utilizará burundanga de verdad, sino una sustancia totalmente neutra)
ESTEBAN: Yo normalmente me las ligo con este cuerpo serrano pero bueno, me lo llevaré por si acaso. Ok, a las 21:30 penetraré (Y nunca mejor dicho), en la cueva de Bigfoot. Hasta pronto.
Llegaron las 21:30. Esteban llamó al timbre llevando puesto una chaqueta y pantalón de vestir grises, unos zapatos negros y una camisa azul. Brígida abrió la puerta y se quedó boquiabierta viendo a semejante pibón en la puerta vestido de punta en blanco y dispuesto a pasar una “polvorienta” y amorosa velada:
BRIGIDA: ¡Maaadree míaaaa, Esteban! ¡Cómo pasa el tiempo!
ESTEBAN: Ya te digo, Brígida, tú no estás nada mal, el tiempo ha sido generoso contigo.
BRIGIDA: Pasa, pasa. Los niños ya están acostados y tengo un par de copitas de vino preparadas.
Esteban y Brígida pasaron y empezaron a charlar animadamente. Esteban poco a poco iba seduciéndola con su encanto pero Brígida no terminaba de caer. Los otros whatsappeaban instándole a que se subera con ella de inmediato al cuarto y, justo en ese momento, Brígida dijo que iba al baño. Cuando se fue, Esteban aprovechó para echarle 3 gotas de burundanga y, al rato, Brígida volvió y siguieron hablando. La joven tomó un sorbo de vino y, a los 10 minutos, se echó sobre Esteban como una fiera.
BRIGIDA: Madre mía, Esteban, estoy ardiendo de fogosidad. Vamos a la habitación ¡Deprisa!
Los dos jóvenes subieron corriendo a la habitación pero, mientras subían, Esteban envió un whatsapp a Iván diciendo:
ESTEBAN: Voy a copular a los aposentos de Bigfoot. Procedamos a la siguiente fase de la “Operación Sesión Golfa”.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com