Calimero y yo

Por Antonio1
Enviado el 23/08/2014, clasificado en Intriga / suspense
475 visitas

Marcar como favorito

En una de esas noches que hace un frìo que raja, paseaba con mi perro Calimero,en las calles  solitarias reinaba un silencio de sepulcro, no faltaba la niebla porsupuesto, parecìamos solos en el mundo.De pronto pude percibir unos pasos detràs de mi, al girarme comprendì que la soledad seguìa en su sitio, pero despuès el sonido era mucho mas sercano, al darme vuelta por segunda vez pude divisar una sombra oscura muy sercana, dibujaba una sonrisa malèvola con unos dientes blancos filosos y unos ojos que no eran de fiar.

Serà tan amable de decirme que necesita preguntè a mi extraño y peligroso visitante,

que necesito?, lo que quiero es tu billetera granuja, me respondiò con revòlver en mano,

no dude ni un instante y en el momento que voy a entregarle su pedido mi perro Calimero salta sobre el con todas sus fuerzas, poco despuès solo recuerdo unos sonidos muy fuertes , secos y una luz muy brillante que invadiò mis ojos.

Al momento ya despierto de mi pesadilla pude ver mi cuerpo inerte en el suelo y Calimero yacìa a mi lado, pense en salir corriendo pero me quedè un rato a curiosear la escena.Poco a poco se inundò de gente el acto, no habia ni rastro de mi atacante, pero si puede ver entre la multitud a la Sra. Agustina, la vieja insoportable del quinto piso que lloraba desconsoladamente, parece que en el fondo me queria.

De pronto mi alegrìa fue facinante cuando pude ver a mi perro lamiendome la mano, Calimero exclamè, que bueno verte,pensè que ta habia perdido, sabes que? , mejor nos marchamos de esta historia, ya pasarè por el cementerio en unos dias para ver si en la tumba todo està en orden, mejor crucemos la calle, ahi viene el mentiroso de don Gregorio, despuès de su partida mas de uno se alegrò, no tengo ganas de verle y perder el tiempo.Te llevarè al parque, luego iremos por unas cervezas, no tengo mi billetera, pero nadie nos llamarà la atenciòn si nos marchamos sin pagar, tambien buscaremos personas en nuestra misma situaciòn, eso si, gente alegre, feliz, leal, de esta manera no nos amargaràn la vida.Calimero me miro con una sonrisa hasta las orejas, luego se cerrò el telòn.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com