Una taza de café.

Por rebecca
Enviado el 29/08/2014, clasificado en Ciencia ficción
1300 visitas

Marcar como favorito

Creía que ya había superado mi problema, creía que esos dos años hiendo al psicologo habían sido suficientes, creía que de una vez por todas su voz, dejaría de estar en mi cabeza. Los que me conocen bien, piensan que estoy loco, los que no piensan que soy algo raro, yo, simplemente pienso que soy...diferente.

Salí a pasear por la mañana, como de costumbre, para despejarme y pensar lo que haría durante el dia. Estaba tan absorto que llegue a un parque , nunca había estado hay, estaba algo desorientado, pero tenía todo el tiempo del mundo para regresar, nadie me estaba esperando, nadie me echaría en falta. Me sente en un banco, respire profundo, y cerre los ojos, disfrutaba de la brisa y del canto de los pájaros. Cuando los abrí pude ver a una mujer muy guapa pasando por delante de mi, no le quite la mirada hasta que que cruzó la esquina y me di cuenta de que... 

*¿Te gusta esa chica?* ¿Que? *¿no me has oído? * creía que no volverías...llevaba tiempo sin oirte  *Yo siempre vuelvo, te crees que dejare de toturarte algún día? ¿ Olvidas que tuviste la culpa de todo?*

Te tiraste de aquel barranco porque quisiste nadie te lo pidió!!!

*Me tire de aquel barranco porque me fuiste infiel, después de todos esos momentos, después de tanto tiempo... También tenia una vida muy infeliz contigo, no eras lo bastante hombre ni  para..*

Callate!! * ja, nisi quiera eras lo bastante hombre para darme un hijo, sigue a esa chica*

Me di cuenta de que se le callo un pañuelo, me levante corriendo, hasta la esquina, lo recoji del suelo , y seguí corriendo hasta verla.

Perdona, perdona, ¿esto es tuyo no? se te ha caído a doblar la esquina.

Ahy!, que cabeza tengo, no me di cuenta, muchas gracias

"No la dejes marchar, dile que te has perdido". Disculpa, no se muy bien por donde estoy, podrías ayudarme? 

 

La muchacha se dio la vuelta de una forma delicada.

Faltaría mas ¿de dónde viene?

" No se lo digas, inventátela". Vivo en la calle duque, en el número 3.

¿La calle duque? No me suena, lo siento, me he mudado aquí hace poco, y no conoszo muy bien la zona

"Insistele, acompañala". Tranquila, no pasa nada. Te importa que siga el camino contigo?. Me acabo de acordar de que tengo a un amigo cerca de aquí y creo que vamos en la muy misma dirección

No hay problema, además te debo una por lo del pañuelo

Su manera de hablar y de expresarse , hacia entender que era una chica dulce, amable y muy amigable. Durante el camino estuvimos hablando un poco de todo, cojimos confianza muy rápido.

Ya hemos llegado a mi casa. ¿ Y la casa de tu amigo?

Esta..esta un poco más allá 

Valla, has caminado mucho ya. ¿ Quieres subir a tomar un café?

*sube vamos no te lo pienses*. Yo ... no sé, creo que tendría que darme prisa porque mi amigo suele salir y... *he dicho que subas*, pero no creo que pase nada por cinco minutos no?* serán los 5 minutos mas largos de su vida* 

Claro que no, venga sube, veras que llegas a tiempo a casa de tu amigo

Me senté en el sillón, mientras ella se ponía cómoda.

* tienes que hacerle sufrir, tienes que*

Para maldita pesada * callate mal agradecido si no fuera por mi estarías más que muerto eres un inútil que no sabe ni sobrevivir, coje un cuchillo de la cocina vamos, escóndelo,aprovecha se esta cambiando"

Me levante y coji un cuchillo, oí ruidos de puertas, así que meti en cuchillo en la bota y fui al sillón rápidamente.

Perdona por tardar, se me olvidaba que tenías prisa

No tranquila, he llamado a mi amigo y no esta en casa, tendría cosas que hacer...ya sabes

Que alivio, creía que te iba a hacer llegar tarde 

No te preoucupes guapa * ¿guapa? ¿de verdad?

 

Estuvimos hablando unos minutos en el sillón, hasta que salio el café

Aquí tienes

*pídele mas azúcar vamos, cuando se ponga de espaldas a ti, clavale el cuchillo por detrás, vamos cariño*

Por favor, otra vez no * lo harás, vamos, confio en ti"

¿Me puedes poner mas azúcar? 

Si, claro espera

 

*Vamos ahora venga, piensa en ese hijo que nunca pudo ser , en muy cara desfigurada después de la caída, piensa en la vida que llevas ahora y que todo a sido culpa tuya"

Me saque el chiquillo de  la bota, me levante, camine hacía ella, me pare en su espalda y, la apuñale numerosas veces.

Puse azúcar en el café y me senté en la mesa ¿ lo he echó bien? *estoy muy orgulloso de ti cariño* pero ,¿como limpiare todo esto? * ¿limpiar? ¿ quién a dicho nada de limpiar? nadie  sabe que hemos sido nosotros*. Pero alguien conocido a podido vernos con ella, o entrando a su casa, ¿y las huellas? no quiero ir a la carcel *tranquilo, si alguien nos pregunta, diremos la verdad... que simplemente subimos a su casa, a tomar una taza de café.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com