Pillada mientras me masturbo.

Por Adyyou5
Enviado el 01/09/2014, clasificado en Adultos / eróticos
63216 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Hoy era un día como todos, del que salía tarde de trabajar, por lo que no tendría ganas de hacer nada.

Entré a casa y me senté en el sofá. Encendí la tv y me quedé mirando un poco una película hasta que me dormí. Cuando me desperté estaba en mi habitación; seguramente me habría llevado Alex al ver que me quedé dormida.

Alex es mi compañero de piso, el es un pocas palabras, el chico perfecto, un príncipe azul, pero como todos los príncipes, él ya tiene novia. Por mala suerte no soy yo la afortunada.

Me puse a pensar en aquella vez que sin querer, entré a su habitación y me lo encontré durmiendo desnudo. En esos tiempos yo era muy tímida, así que me fui lo más rápido que pude, pero ahora, desearía volver a vivir eso.

De solo pensar en él me puse cachonda. Abrí el cajón de la mesita que tenía a mi lado y saqué mi consolador. Me quité las bragas, y me metí el consolador por el coño. Me relajé y luego, volví a meterlo y sacarlo. Me estaba imaginando que el consolador era el pene de Alex, llevándome al orgasmo, así que aumente la velocidad.

-Oh... -Gemí. Se escuchó una puerta, pero no me importaba, ya que Alex hoy había salido con su novia al cine, así que estaba sola. De repente, cuando me iba a correr sentí que había alguien a mi lado derecho.

Era Alex¡¡

Se me quitó la respiración. En sus ojos se veía la lujuria y el placer. Puso su mano sobre mi muslo y luego sobre el consolador. Lo sacó y lo acercó a mi boca. Lo chupé observando los ojos de Alex, que miraban fijos aquella escena. Entonces metió dos dedos dentro de mí y fue moviéndolos.

Después sacó sus dedos y los metió en su boca, cerrando los ojos para degustarlo. Lo que me puso más cachonda. Entonces se levantó y se fue de la habitación, cuando volvió a entrar, vino con un condón y un ¿dilatador anal?.

-Se desnudó y se subió encima mía. Se puso de tal manera, que metió su pene en mi boca. Empecé a chuparlo lo más bien que puse, masajeándole los huevos, como debe ser una buena mamada. Cuando, sopló en el condón y luego me lo puso en la boca, para luego meterme el pene en la boca, encajándole el condón.

Después me penetró duro y luego, sentí que tenía algo frío y ¿metálico? en mi ano. Cuando pensaba que esto no podía ir mejor, me empezó a lamer un pezón y entonces me corrí. Después de unos minutos él me siguió. Esto había sido, algo merecido.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com