Mi mundo paralelo en Londres

Por Enlapaz
Enviado el 15/12/2012, clasificado en Varios / otros
588 visitas

Marcar como favorito

 

Siento felicidad en Covent Garden al escuchar a un músico que me envuelve en la noche y me revive junto a la brisa ante tantas dificultades.

 

Cuando siento felicidad aquí, la vivo de una forma más sincera y profunda, conectando de una forma mágica con las ilusiones que me hacen sentir especial y me dan fuerzas para continuar aun sin saber, donde me llevaran mis pasos.

 

Si hubiese hecho caso a las señales, hace ya tiempo que me hubiese ido. Hay días en los que las cosas negativas no tienen limite, y hay que olvidar rápido y encontrar el valor de lo que brilla o puede brillar a tu alrededor.

 

Vine a Inglaterra para superar que él ya no iba a formar nunca mas parte de mi vida. Y lo he superado, pero siento que hay algo en la naturaleza que nos une con hilo de atracción. Como si nuestros nombres estuviesen gravados en una estrella para toda la eternidad.

 

Poco a poco mis objetivos fueron cambiando, y empecé a imaginar mi proyecto: feeling, afinidad, camino compartido, naturaleza, aventuras, relax, agua, arena, cascada, hamaca, caravana, arte, belleza, conocimientos, luna, sol, países, poblados, ciudades, un perro, un bebe, amigos, familia, picnic, velas, vino, libros, conversación, cariño, confianza, cooperación, animo, energía, barco, atardecer, amanecer, café, un huerto ... Pero el camino no es fácil.

 

El otro día pensé, que los que nos vamos, no solo representamos una fuga de cerebros, si no también una fuga de valientes. Valientes

porque luchamos cada día, porque muchos nos adaptamos a vivir en hostales, porque a veces no tenemos que comer, porque no necesitamos muchas cosas y porque llevamos lo mejor que podemos las negativas condiciones laborales.

 

El programa españoles por el mundo es muy interesante, pero jamás vi en él un caso de un español que este comenzando o que quede atrapado en los comienzos. Y somos un alto porcentaje de todas las edades y profesiones que junto a otras nacionalidades formamos una cadena de confianza en un país diferente al nuestro.

 

Siento mucha rabia por mi situación, por la situación de los emigrantes, por la situación de España, por la situación de los países pobres y por la contaminación.

 

Muchas veces no encuentro el sentido a seguir experimentando situaciones que me fortalecen. Pero seguiré luchando para que algún día, todo lo pasado, que es un tesoro, tenga sentido.

 

Mis pensamientos desbordan mi diario día tras días porque Londres es una ciudad impredecible. Siempre hay algo que te puede hacer sonreír y que jamás veras en otra parte del mundo. Como por ejemplo un obrero vestido de los años treinta, escuchando música de la época. Hay muchas cosas que la hacen especial, como su multiculturalidad, sus mercadillos, sus personajes carismáticos, como puedes combinar tu ropa…

 

Me resulta muy difícil resumir mi experiencia. Solo quería informar sobre lo que pasa en este micro mundo paralelo. Ánimo, podemos, cooperemos, que las lagrimas de impotencia estén llenas a su vez de ilusiones que haremos realidad.

 


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com