Mi cuñada

Por Jorge44
Enviado el 05/09/2014, clasificado en Adultos / eróticos
104319 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Conozco a mi cuñada desde que ella estaba recién entrando a la universidad... siempre habíamos tenido una relación normal... hasta hace un tiempo.

Ella tiene 36 años, soltera, es delgada, muy guapa, es una profesional exitosa pero ha tenido mala suerte en el amor. Como vive sola, pasa mucho tiempo en mi casa, principalmente para ver a mis hijos... a los cuales consiente en todo...

Por todas estas visitas... fuimos tomando cada vez mas confianza... primero con aspectos de su trabajo... y luego ya más personales, con lo que comencé a mirarla de una manera distinta.

Hace unos meses llegó ella en la noche. Yo estaba solo porque mi esposa estaba fuera de la ciudad con los niños... venía a dejarme unos documentos para el trabajo y nos pusimos a conversar, tomando una copa de vino...

Ella estaba muy guapa... un vestido formal, taco alto, pantys negros...y yo... sólo en pijama... por la confianza que teníamos no había reparado en ese hecho ni ella tampoco.

Nos tomamos unas copas, hablando de nuestras vidas, hasta que llegamos a lo sentimental, tema que para ella era complejo...se puso triste por su mala suerte con los tíos. Yo le daba ánimos, le hacía ver lo guapa e inteligente que era y que ya llegaría la persona indicada...

Como seguía triste decidí sentarme a su lado en el sofá, abrazarla para consolarla. Al cabo de unos minutos de sentirla cerca me di cuenta como mi cuerpo reaccionaba con una erección, que se notaba claramente en mi pijama. Ella al darse cuenta me queda mirando algo sorprendida...y yo sin saber que decir...solo atino a decirle...es por ti....luego le doy un beso suave en sus labios, al cual respondió tímidamente....y luego me dice "¿qué haces, estas loco?", entonces le digo "¿acaso no te gustó?"...y sin mas palabras la besé de nuevo, beso que respondió apasionadamente....

Nos besamos... nos acariciamos... la desnudé... acaricié y besé sus pechos, pequeños pero firmes, mordiendo suavemente sus pezones, arrancando suspiros en cada instancia... bajé por su vientre y llegué a su vagina... prácticamente depilada por completo, besándola... sintiendo como se mojaba más y más... sus gemidos aumentaban de intensidad… hasta que me pide que la penetre. Sin pensarlo dos veces me puse sobre ella, tomó mi pene duro y lo llevo a la entrada de su vagina, guiándolo suavemente para luego comenzar un movimiento cada vez mas fuerte... nuestros gemidos eran cada vez mas fuerte...luego ella se puso arriba...y puede ver su cara de placer...acariciar sus pechos...tomarla de las caderas para guiar el movimiento... cuando ya sentía que iba a acabar...la avisé...no me había puesto condón (no tenia en casa)... pero ella me dice que acabara dentro... que ella se cuida... lo que me excitó aún más... acabando muy rico y ambos prácticamente al mismo tiempo.

Nos quedamos abrazados, en silencio. Sabíamos que lo que habíamos hecho no solo era una infidelidad... sino que algo prohibido.

Juramos que no volvería a suceder... pero la realidad ha sido otra...y hemos compartido mucho más juntos.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com