Metamorfosis de lo inexacto

Por LF
Enviado el 09/09/2014, clasificado en Fantasía
311 visitas

Marcar como favorito

Inesperadamente me encuentro sentado aquí, entre tanta gente que viene y qué va. ¿Por qué en estos momentos es dónde siento más soledad? Será porque la única forma de sentirme vivo es en este mismo lugar, viéndote. Días y noches enteras pasé examinándote, sintiéndote parte de mi alma, de mis sabores, de mi ser. ¿Será que enloquecí? Los locos son aquellos que expresan diferencia, y aquí es dónde yo expreso la mia, dónde vivo mi día a día, donde imploro ser parte tuya y donde siento que debo depositar mis sentidos. ¿Qué me atrae tanto hacia tu belleza tan peculiar? Cada rasgo de tus partes tiene un significado excitante, cada pincelada tiene sus perfectas sombras, cada punto tiene su historia.
Cuándo dejaré de ser solo un hombre y tendré la capacidad de mirar un poco más lejos en tu cultura, será justo cuando me doy cuenta que soy uno más de ustedes. ¿Cuál es mi significado? Para que estoy aquí si ni siquiera puedo verme mientras los demás envidian mi capacidad para formar parte de este matiz de colores, que sin forma ni sabor presenta una mirada hacia dónde nadie podrá mirar, lo inimaginable, lo que cuentan las leyendas. Cuento en mi historia que soy solo una parte más de una inmensa catarata, de cómo en ese lugar en el que me encuentro apostado a sabido manejar mi propia revolución, la revolución del cambio. ¿Quién de ustedes se atrevería a correr hacia la dirección opuesta? Será que le tenemos tanto miedo a lo desconocido que es por eso que nuestras mentes no logran capacitarse para poder nadar sobre el fuego, que es lo que nos quema pero lo que nos mantendrá vivos, capacidades que logran solo quienes anhelan conocer lo inconocible, reconocer lo que aún no está vivo, hacer brillar sus ojos cuando se agote la esperanza.
Hoy soy parte de ustedes, como todos, como nadie. No soy más que una simple pincelada, una ínfima parte de un infinito minúsculo pero habitable, feliz pero ciego y hambriento de gloria. Todos me ven y yo solo me siento, soy quien representa la fuerza, la fuerza del cambio, de la gloria, de la inmensidad y de la historia. Sin darme cuenta me convertí, en esas noches oscuras y heladas que yo solo te miraba, atento, intentando de encontrar el sentido del porque de tu figura, de porque imitas tanto a una inmensidad de sentimientos, de porque a ti el sol jamás te quema y de porque al final yo, siempre fui parte de esta gloriosa obra.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Cristina Callao