EL BUENO, EL MALO Y LA BELLA

Por full_metal_chef
Enviado el 10/09/2014, clasificado en Amor / Románticos
454 visitas

Marcar como favorito

Isabella era una hermosa mujer que recién había cumplido 18 años, de cabello crespo castaño, ojos negros, gran sonrisa y dientes con frenillos, tez blanca y un cuerpo muy hermoso, ella era una buena chica que participaba en el coro de la iglesia, dueña de una voz prodigiosa y una calida mirada, muchos chicos suspiraban por ella, entre ellos un chico muy especial, pablo un chico bueno, muy bueno, hermoso, un caballero de buenas costumbre de una gran formación moral y familiar, que se disponía a concluir sus estudios universitarios, en otras palabras, el yerno perfecto que toda madre desearía. El estaba muy interesado en Isabella, la amaba y toda la comunidad deseaba verlos comprometidos.

Pablo por muchos años fue el maestro de catequesis de Isabella y desde ahí en adelante su guía espiritual, pero la vedad es que llevaba años enamorado de Isabella, y ahora que ella había llegado a la mayoría de edad podria luchar por su amor, pero Isabella guardaba dos grandes secretos el primero era que en su mente se formaban grandes pensamientos eróticos que la llevaba a una excitación que terminaban en la autosatisfacción sexual y el segundo secreto estaba relacionado con sus fantasias, un chico, de 27 años de edad, su nombre era Ricardo, conocido como el “kurt” por su gran parecido a Kurt Cobain, vocalista de Nirvana, Isabella por años estaba enamorada de Ricardo y deseaba que su primera vez fuera con el.

Ricardo su vida no ha sido muy buena, el y su madre fueron abandonados por su padre cuando el era muy pequeño, de la capital se fueron a vivir a este pueblo en la casa del abuelo, donde encontró el apoyo paterno que necesitaba, le enseño a pelear, a pescar y a cazar e incluso, mecánica, carpintería, electricidad, en el colegio se hiso respetar y tubo muchas novias e incluso se rumoreaba de una aventura con una joven profesora, a los 19 con su madre se volvieron a la capital donde estudio administración de empresas, a los 24 años vuelve al pueblo a cuidar a su abuelo que estaba muy enfermo y que dos años despues muere y termino heredando la casa de su abuelo, donde vive solo y quedo a cargo de los negocios de su abuelo.

Ya era 25 de diciembre, Isabella con su nueva bicicleta a temprana hora recorria las solitarias calles del pueblo, vistiendo un ligero vestido floreado y su pelo tomado, pero este paseo tenia un solo motivo, pasar por el frente de la casa de Ricardo, al acercarse a la casa se escuchaba música muy fuerte y al pasar Isabella, vio a Ricardo que vestia unos jeans, polera negra y una camisa celeste desgastada, su pelo rubio largo desordenado y una barba de dos días, el estaba arreglando una cerca de madera y mientras martillaba, tenia un cigarro en la boca y de vez en cuando, se detenia para tomar una cerveza, Isabella lo miraba y de pronto Ricardo se empezo a rascar la entre pierna y Isabella de tanto mirarlo, choco con un árbol y se cayo de la bicicleta, al levantarse, algo adolorida, Isabella sintió una voz que le decía “ hay que mirar hacia adelante cuando uno va en bicicleta” al dirigir su mirada, Ricardo desde la reja la miraba, Isabella sorprendida, se enoja y toma la bicicleta, pero antes de montar, Ricardo la mira y le dice, estas sangrando en la rodilla y el codo, ella se mira con algo se susto, pero Ricardo le dijo, ven yo puedo curarte.

Ya dentro de la casa de Ricardo, Isabella miraba a Ricardo que desde el baño sacaba el botiquín, al acercarse, Isabella, empezo a arreglarse el cabello nerviosa, el se sienta al frente de ella y le empieza a curar el codo, al terminar, Ricardo toma la pierna de Isabella y empezo a levantarle el vestido, hasta llegar a la herida, donde con cuidado, Ricardo la curo, mientras el arreglaba la bicicleta de Isabella, ella trataba de tomar una cerveza pero solo denotaba que no había tomado cerveza en su vida, Ricardo dejo la bicicleta como nueva y mientras se despedian Isabella, lo abrazo y le dio un beso en la mejilla y se fue con su bicicleta, hasta su casa.

Isabella se encerro en el baño y sentada en la taza del baño recordaba su experiencia con Ricardo, cuando se rascaba el pantalon y cuando le levanto el vestido y le tocaba su pierna, esto hizo que se excitara, su corazón empezó a latir rápidamente, sus piernas se movían descontroladamente, de pronto escucha la voz de su madre quien la llamaba de pronto ve a la señora Yolanda abandonando su casa, doña Yolanda era la señora mas chismosa de la comunidad, pero Isabella ignorándola se acerco a su madre, que muy enojada la increpa ¡que hacias en la casa de un desconocido!, Isabella le explica sobre su accidente y la ayuda que le brindo Ricardo , pero su madre e responde¡ pero porque no vinistes a la casa o a la casa de pablo! Al finalizar la discusion se le prohibio a Isabella acercarse a Ricardo y se le castigo. Nunca mas volvió a ver a Ricardo y salía de casa custodiada por pablo y sus amigos.

En la costanera del pueblo, se realizaba la fiesta de fin de año e Isabella y pablo con sus familias celebraban en un recinto privado con otras familias, Isabella, estaba muy triste, pero en fin, solo quería que terminara esa noche, las cosas se complicaron cuando pablo le declaro su amor y ella lo rechazo, sus padres la reprendieron, pero ella solo arranco al extremo de un jardín y cuando estaba a punto de llorar, una voz la hizo sorprenderse ¿por que tan triste? Si, era Ricardo, que del otro lado de la reja la miraba, Isabella corrió al lado de Ricardo e Isabella le dijo, ¡donde estabas, porque te desaparesistes! Ricardo le dijo, pero si quieres podemos conversar, Isabella le dijo, pero esta la reja, pero Ricardo saco unas barras de la reja y ella salio y recorrieron la costanera hasta que dieron las cero horas y se dieron un gran abrazo, ya de madrugada mientras el pueblo celebraba, Isabella y Ricardo compartían una copa de vino en la casa de Ricardo y despues de una sonrisa, se besaron y se sacaron la ropa, los deseos de Isabella se habían cumplidos y tuvo su primera vez con Ricardo, ya amanecia en el pueblo e Isabella y Ricardo abrasados miraban el mar, pero Isabella tuvo que volver a casa, por suerte sus padres algo borrachos no se percataron que había pasado la noche fuera de casa, pues pensaron que se había ido a la casa despues de la discusión

Isabella y Ricardo entablaron una gran relacion amorosa, en la clandestinidad, ella se entregaba a Ricardo, pero al quedar en descubierto la relacion a Isabella se le obligo casarse con pablo, pero, días antes Isabella paso su ultima noche con Ricardo, donde ella quedo enbarazada y aunque el hijo, llevaba el apellido de pablo, para Isabella era una linda oportunidad de recordar a Ricardo.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... FarmaToday
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com