Una noche de baile

Por Jorge44
Enviado el 18/09/2014, clasificado en Adultos / eróticos
32276 visitas

Marcar como favorito
Relato patrocinado por:
MiPlacer.es - tienda erótica orientada a la sexualidad femenina
Envíos rápidos y discreto a España Peninsular. Asesoramiento, buenos precios. Compra con seguridad y confianza.

Por primera vez en mucho tiempo nos dimos un fin de semana solos con mi esposa, dejamos a los niños con mi suegra y nos escapamos a la playa, con la firme idea de revitalizar nuestra relación de pareja y en definitiva pasarlo bien.

Mónica mi esposa, una mujer de 35 años, muy guapa.

Llegamos el viernes a almorzar… almorzamos algo liviano y ella se fue de compras y a darse un gusto al spa y a la peluquería. Yo me fui a descansar a la piscina del hotel.

Habíamos quedado en ir a bailar esa noche, por lo que Mónica comenzó a prepararse. Se había comprado ropa muy sexy…un conjunto de lencería y un vestido negro… con el que se veía… wow!! Ajustado, escotado y corto…se veía espectacular, pero a mi me parecía que era demasiado provocador y le sugerí se pusiera otra cosa, a lo que ella no accedió indicando que quería sentirse bien. No tuve más remedio que aceptar.

Llegamos a la disco, y sentía como todos miraban a mi esposa… además de que era una disco bastante juvenil, y Mónica se sentía llena de ganas de pasarlo bien. Rápidamente nos fuimos a bailar…y después de un rato le dije que nos sentáramos a tomar algo, pedimos unos tragos, conversamos un rato, y en eso un chico de unos 25 años, llamado Carlos, la invita a bailar. Mónica me mira como pidiendo permiso, y le hice un gesto que fuera…

Me tomé otro trago mientras la veía bailar…todo en orden…hasta que de repente él la toma de la cintura y comienza a abrazarla mientras bailaban, mientras Mónica le seguía el juego y le coqueteaba… al principio no hice mucho caso… y seguí en lo mio en el bar, mirando cada cierto rato el baile de mi esposa… hasta que vi como él la abrazaba por detrás y le besaba el cuello…lo que me molestó mucho, y fui a decirle que debíamos irnos.

Mónica se enojó y me dijo “no me dejas pasar un rato agradable y divertirme…trabajo todo el día…y tú vienes con esos celos estúpidos”, a lo cual no tuve más remedio que devolverme por donde vine…y seguir viendo como Mónica disfrutaba del baile…

Después de un rato, y de un par de tragos, desaparecieron de mi vista, así que decidí ir a buscarlos…y los encontré más allá en una parte más oscura bailando abrazados muy apegados…y con la mano de Carlos en el trasero de Mónica…. Sabía que no podía intervenir con celos, así que lo que hice fue decirles que estaba borracho y que me sentía mal, que debíamos irnos… Mónica se molestó, y cuando estaba a punto de estallar, Carlos la toma de la mano y le dice “si gustas yo puedo acompañarlos, tu marido no está bien y así es más seguro”, a lo que Mónica le dijo “es una excelente idea”

Nos fuimos en el auto hacia el hotel, Mónica conducía y yo iba atrás simulando un bulto borracho. De repente vi como Carlos le hablaba al oído a Mónica y le pasaba a rozar la pierna con sus manos…. Me aguante para no estallar y así no echar a perder el plan

Llegamos al Hotel, me llevaron en andas a la habitación, me acostaron en un sofá y Mónica me cubrió con una manta. Entonces Carlos le dice “sigamos bailando”, a lo que Mónica no accedió, porque estaba yo. Entonces Carlos le dice “pero si esta durmiendo borracho, escucha sus ronquidos”, entonces Mónica aceptó para mi sorpresa. Bajaron la luz pusieron música lenta, y bailaron apretado…. De inmediato la mano de Carlos llegó a su trasero… en ese momento… no supe que hacer….pero también empecé a sentir que cruzaba esa delgada línea entre el enojo y el morbo de lo que veía.

No paso mucho tiempo hasta que comenzaron a besarse apasionadamente, el la manoseaba como si nada…y Mónica, que siempre había sido muy recatada se dejaba, y es más ella también lo manoseaba a el.

Carlos le quita el vestido…. Y la obliga a ponerse de rodillas frente a él…desabrocha su pantalón, y Mónica hace el resto…saca su pene lo acaricia y se lo lleva a la boca….uffff lo mamaba delicioso

Luego el se tira en la cama y Mónica arriba de él, moviéndose rico…gimiendo, mientras él acariciaba sus pechos, hasta hacerla tener un orgasmo…como no recordaba que lo podía tener.

Luego el la hace ponerse en posición de perrito, la toma de las caderas y la penetra con fuerza,….llamándola perra o puta, cosas que jamás le hubiera dicho yo…hasta hacerla acabar nuevamente….y él le dice que ya está apunto…entonces Mónica le pide que acabe dentro…y él se corre en un gran orgasmo….quedando ambos tendidos en la cama

Al cabo de un rato Mónica le pide a Carlos que se vaya…y el al despedirse le pide el número de teléfono para volver a verse… a lo que Mónica le dice “no, soy una mujer casada, y amo a mi esposo…fue exquisito, pero no volverá a pasar”

Luego de todo esto Mónica se quedo dormida y yo también… a la mañana…Mónica me despierta con un beso y un bajo de jugo… diciéndome “hola mi amor, estas bien?, gracias por este fin de semana…ha sido genial…te amo”


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com