Anónimo Septiembre.

Por yosoyyo
Enviado el 21/09/2014, clasificado en Amor / Románticos
428 visitas

Marcar como favorito

Septiembre 20 del 2014.

 

Señor lector, recomiendo que el presente texto lo lea y lo discierna con mucha altura y prudencia; al asumir usted su papel como lector, está entrando en mi vida es por ello que solamente le solicito respeto. D.

Yo, quien he preferido mantenerme en el anonimato pero quien me conoce sabrá de quién se trata, cumplo el día de hoy (mencionado al inicio), un año más de haber podido continuar con la felicidad inconclusa, nunca finalizada.

Una historia que lleva en sí una esencia muy humana pero un fondo completamente difícil de comprender; una historia de amor, que yo diría…no es como cualquier otra.

Iniciándose en junio 15 del año 2011, apareció ella, a quien no le pondremos nombre, se quedará como un ente ficticio, el más bonito de todos, lo sublime de este mundanal planeta.

Todos me dirán que era común, quizás como las demás, el punto es que yo, que soy el protagonista junto con ella, de esta historia…no lo veo así. E.

Mi mayor lucha, conocerla no fue planeado…fue el azar. De día en día y de minuto en minuto el amilanarse frente a sus actos era algo casi imposible, y mi alma iba cediendo hasta que llegó el día en que el vaso de mis sentimientos rebosó. N.

Del día de conocerla hasta el día de al fin haber sido aceptado en su vida como su compañero sentimental, fue un período de rechazos…rechazos que me motivaron a que sean aprobaciones.

Pero en fin, esta no es una redacción detallada de todo lo que viví a su lado, es sólo un evoco a lo que sentí y siento vivo aun, en nada más que pocas palabras que espero penetren en su ser y les haga sentir ese amor que aun late dentro de mí. O.

Vamos al 20 de septiembre del 2011 y partamos de ahí para que juntos sintamos esto que hasta ahora no muere. Vivencias, emociones, de todo se vivió. Una niña única pero con temple de mujer, un alma pura e indefensa, inocente como mártir y clara como el mar, sencilla y sin tapujos, responsable hasta el final; de amor y de su vida, un cuento para reír una persona imposible cansarse de escuchar, de eso me enamoré, de algo que no puedo dejar y que por más que pase el tiempo y a pesar de las cosas que han acaecido luego del supuesto final, amarla es lo que mi esencia no dejará.

Un rumbo y un sentido es lo que ella entregó a mi vida, al haber sido uno solo los dos y más que amor, un equipo de dos, de dos que se amaban y que se reían de todo lo que podía pasar, que no les importaba nada si los dos estaban bien; aunque de ella a veces las tristezas y enojos naturales la invadían, yo jamás pude decirle que eso estaba mal, consolarla y entenderla era lo que me gustaba más, para que recriminarla si podía escucharla y entenderla y al hacer eso amarla más. M.

Pero el tiempo pasa y no perdona y así como todo es bueno, lo malo aunque se haga esperar…llega. No es cuestión de buscar culpables e imputar esa culpa a uno de los dos, cada quien sabrá sus fallos y el arrepentimiento es algo que no tarda en llegar, no siempre se está a tiempo para retomar algo, como nuestro caso, pero me rijo a sus palabras del día de nuestro adiós: “Yo también espero que nos reencontremos cuando seamos más maduros y volverlo a intentar”, este será nuestro diario de una pasión. I.

Desde que cada quien siguió su camino, fue mi prioridad hasta la actualidad el saber de su vida a través de cualquier medio, aunque después de mí, otros dos vinieron…aquello no ha sido impedimento para seguirla queriendo, no negaré que de una u otra forma con mi vida yo también he continuado. C.

Ella, la parte más feliz de mi corta vida, mi corazón siempre insistirá en ti, yo sé que esto aún no ha acabado y confío en el tiempo, confío en la historia y todo lo relevante a ella de que llegará el día en que frente a frente estaremos otra vez.

Los 20 meses más felices, el amor más grande y el único amor de mi vida, ella y sólo ella. A.

Mal yo he quedado ante opinión pública, y era de esperarse, es algo que no me atañe como debería, es algo que más bien me da las fuerzas para seguirla esperando y el día que llegue así se me pase la vida, todo ese mundo verá la realidad.

De más está decir que aun la quiero y aun la amo, de más está decir que es una razón misma de mi ser, no hay dos ni tres, es sólo ella y si usted fue lo suficientemente listo, ya pudo darse cuenta que el nombre de ella es el más hermoso que puede existir.

Al mundo entero, mi más grande revelación con mi más grande amor.

Nunca te olvidé, nunca lo haré.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com