¡Queridos Reyes Magos! He sido..................... 1ª Parte

Por Casas Reales Desnudas
Enviado el 20/12/2012, clasificado en Drama
632 visitas

Marcar como favorito

A pesar de aquel gélido frio y la humedad reinante que calaba hasta los huesos,  Germán, junto a su hermana  Sandra , algo menor que el,  habían salido del refugio ofrecido por aquella chabola que su padre había construido a base de desperdicios de madera y chapa que había ido recogiendo por los vertederos . Desde donde se encontraban,  debido a la orografía del terreno, ya que el solar donde les habían permitido al menos de momento instalarse estaba situado a las afueras de la población y  unos metros por encima de ella, podían ver perfectamente  la gran avenida por la que dentro de unos minutos iban a pasar aquellos tres reyes a la grupa de sus gigantescos camellos y acompañados de aquellos pajes que les servían de ayudantes. También podían ver el final de esta, que terminaba en una plaza donde se habían instalado  tres tronos bellamente engalanados sobre un estrado construido ex profeso para aquel acontecimiento.

.- ¿Qué nos van a traer a nosotros?.- Preguntó la niña ilusionada.

.- No creo que nos traigan nada, estamos muy altos y los reyes no podrán subir hasta aquí.- Germán sin mirarla, pero sin soltar la manita de su hermana, intentó que Sandra no se llevase una desilusión al esperar que la colmasen de regalos como había ocurrido en el  pasado.

.- ¿Y la carta que les mandamos?.- Se refería a una carta que habían escrito y que el muchacho lanzó al aire tras haberle dado forma de avión.

.- No se, a lo peor no la han recibido, no me salió muy bien.

No quiso explicarle que los estúpidos  Reyes Magos, al igual que Papa Noel y Santa, solo te regalan cosas cuando tienes dinero.

Sin pretenderlo su mente retrocedió apenas un  año, solo un año. 

Se habían levantado de la cama el día de reyes y habían encontrado toda la habitación llena de regalos, no era lo que ellos habían pedido, pero aunque mas modestos a ellos les había producido una gran satisfacción, en especial a su hermana. Por supuesto, el a sus diez añitos  ya sabía quienes  eran los verdaderos responsables de tal evento. Había sido en el colegio, donde Rubén el niño mas rebelde pero que era su amigo, lo había estado explicando dándoselas de importante al estar rodeado de un grupo de compañeros. También les había dicho como se hacen los niños, y que el, había pillado varias veces a sus padres haciendo a su hermanito en diferentes posturas, por lo visto debía doler mucho porque los dos gemían según el .

Apenas un par de meses después de terminar aquellas navidades oyó a sus padres hablar, el paro se  había acabado, ya no iban a recibir ni un euro más. Su madre se había puesto a llorar y su padre apenas si podía contener las lágrimas. Unos meses después había llegado un hombre acompañado de la policía y les habían echado de casa. Parecía que había pasado un siglo. 

Después de tirarlos de muchos lugares donde habían pretendido montar su chabola, al fin la policía parecía haber hecho la vista gorda y les permitían seguir allí. Su padre, gracias a esos desechos mencionados, había construido para ellos una pequeña residencia donde poder  estar mas o menos confortables, dentro de lo delicado de la situación. Disponían de un pequeño comedor, un rinconcito que hacía las veces de  cocina y dos pequeños dormitorios donde dormir sus padres y ellos. Incluso disponían de ventanas, que Julián su padre, había hecho con unos trozos de un material que había encontrado y que tenía un nombre muy difícil de pronunciar, metaquilatro, al fin había aprendido a pronunciar aquello que parecía plástico. Con un cable enterrado en el suelo hasta el  poste eléctrico mas cercano se abastecían de electricidad, con la que podían alimentar un frigorífico y un televisor, que alguien, en mejor situación que ellos había abandonado junto al contenedor de basura, posiblemente los habrían renovado por otros mas modernos. También tenían una estufa de leña que el hombre había encontrado en el derribo de un chalet.

Su madre, Laura,  lograba no sin esfuerzos que la casa estuviese lo mas limpia de tierra posible, e incluso había puesto algunas plantas en la ventana y en la entrada de lo que ahora era su hogar.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com