Sobredosis

Por J.M.Y
Enviado el 28/09/2014, clasificado en Reflexiones
483 visitas

Marcar como favorito

Él me acariciaba la cabeza, con unas manos muy suaves, lo sentía pasar por mis cabellos eran muy finas, me sentía seguro, protegido, yo intentaba abrir mis ojos pero no podía, no savia si era un sueño o estaba despierto, no recordaba muy bien. Luego iba recordando que me había inyectado cocaína la noche anterior y estaba tirado en una callejuela de la ciudad, pero no sé qué ocurre…. Si… claro… estuve con Ricky esa noche, donde corríamos apurados y desesperados para inyectarnos una dosis de cocaína, si recuerdo que él lo consiguió en un parque no muy lejano a la calle, me encontró y me dijo que tenía el polvito del poder yo lo se seguí apresurado… a refugiarnos bajo de un edifico.

Sentía que él me recogía de ese lugar, me levantaba muy delicadamente, no savia quien era, no podía presenciar su rostro, solo veía unos mantos muy blancos sobre él, tenía cicatrices en las manos lo pude ver cuando me acariciaba la frente, y fue ahí cuando en el sueño desperté, sentía mi cuerpo muy cansado sentía que la dosis ya había tomado efecto y había disipado, era muy raro todo esto. No podía creer quien era, no creía en ángeles ni espíritus mucho menos en Dios, siempre supe que era mentira, si nunca lo había visto, como supiera que existe. Me sentó en sus piernas y me dijo que a pesar que fuera así él me amaba, me lo dijo con una vos muy dulce y amorosa, luego estiro su mano que era muy grande y me hiso ver como en una película, desde que nací, hasta hoy, no lo podía creer, las lágrimas corrían por mi rostro, recordando aquellas vicisitudes en mi vida, pude ver mi niñez cuando corría con la cartera de aquella mujer que gritaba que se lo devolviera, también puede ver cuando mi padre me pegaba con unas cuerdas muy gruesas, y yo lo maldecía, yo lo veía muy dolido, no paraban de correr las lágrimas a mares sobre mi rostro compungido. Pero él me decía que me perdonaba, que olvidara todo y que lo siguiera. Me abrazo, sentí que mi cuerpo desaparecía, quedaba sin fuerzas, sentía un calor. Y luego en el sueño quede dormido.

Mis dedos de mis manos fueron los primeros que se movieron muy lento, luego mis pies, me costaba abrir los ojos, me pesaban, como si hubiera dormido mucho tiempo y estaba muy cansado, mi boca estaba seca. Sentía que mis oídos se destapaban de mucho tiempo, lo primero que oí fue a una enfermera que gritaba, llamando al doctor muy inquieta…. Diciendo a despertado…. Ha despertado. Mi boca se abrió trague un poco de aire, mi nariz estaba muy tupida aun, mis parpados se forzaron en levantarse y veía la luz muy suave que parpadeaba en el techo. El doctor se acercó a mí, me miro la cara muy dudable, me verifico si movía todas las partes de mi cuerpo, y me dijo: esto es un milagro has despertado de un coma, después de un mes, tu estado era de poca esperanza íbamos a desconectarte en uno de estos días, entraste en coma, por sobredosis de cocaína.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com