QUISE

Por MORRIS
Enviado el 29/09/2014, clasificado en Reflexiones
417 visitas

Marcar como favorito

Quise hablarte pero el viento se llevo mis palabras y nunca llegaron a ti.

Quise verte pero el sol se apagó de repente hundiéndome en una completa oscuridad.

Quise tocarte pero el hielo insensibilizó mis manos y no pude sentir tu piel.

Quise olerte pero las flores potenciaron su aroma y ocultaron tu perfume.

Quise probar tu sabor pero mis labios se cerraron para siempre.

Ahora ya no hay ni viento, ni sol, ni hielo, ni flores, y mis labios están libres….

Pero ya no estoy, me fui, mi cuerpo vive pero mi alma esta destruida y convertida en mil susurros de lamento.

Ya no estoy, me fui para no sufrir, para no luchar, para no sentir.

Derrotado y rendido, se apagó la luz de la esperanza que mantenía mi pecho con vida.

Ahora la confusión, la ira y el caos reinan en mi mundo.

Si, te arranque de mi corazón como a esa espina que taponando la herida hace que sigas vivo y que si la extirpas deja brotar toda la vida que este contiene en su interior, y al hacerlo, sentí como mi vida se iba con ella.

No supe controlar al viento, no pude encender el sol, no pude derretir el hielo, y mucho menos olerte, flor.

La desventura corre a mi encuentro, como una amante al encuentro de su amado, como las olas que inexorablemente llegan una y otra vez a su destino y allí, dulcemente mueren, complacidas por haber alcanzado a su gran amor la orilla.

Ya la acogí como compañera de viaje, se acostumbra uno a lo malo.

Ya tus sentimientos van desapareciendo y el frío hielo va invadiendo tu alma.

Ya dejas de querer, ya dejas de amar, ya dejas de ser.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com