El Jardín de la diosa

Por Tarrega Silos
Enviado el 30/12/2012, clasificado en Varios / otros
390 visitas

Marcar como favorito

Habité muchos años feliz y solitario en las montañas, hasta que un sueño me reveló, las planicies doradas donde tu belleza mítica avasalla.
Peregrino acudí hasta ti, para encontrar sentido a ese misterio y compartirte el atardecer, que sólo es visible en las cumbres de los bosques, dónde el agua dulce talla la roca y las flores tejen la canción del viento. Y te ofrecí, la macla de cuarzo, reflejo del horizonte cobrizo de las tardes en tu rostro. Pero tu deseo por la montaña nunca eclosionó.
Entonces retorné a la eremita de basalto, altar secreto de la diosa de hermosos ojos y largo cabello negro, a esperar la noche cuando, el cielo decida enviarte a la montaña, a darle vida a la blanca escultura de perfecta belleza en el jardín silencioso. Dónde podré adórate con el rito sagrado de amor que los mortales no conocen y que solo tú podrás enseñarme. Me consagraré en tu culto y sólo habitaré en tu altar, cuidando tus sirios y cantando las oraciones que vibran en los ríos de tu corazón, por la eternidad y los eniones.


Compartir el relato

Denunciar relato

Comentarios

COMENTAR

(No se hará publico)
Seguridad:
Indica el resultado correcto

Por favor, se respetuoso con tus comentarios, no insultes ni agravies.

Buscador

Ellas buscan... MiPlacer.es
TvReceas - Videos de recetas de cocina Haz tu donativo a cortorelatos.com